Encuentran sin vida al sacerdote desaparecido en Uruapan

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Como oportunamente se dio a conocer por este medio de comunicación, el pasado 18 del presente mes celebró una misa en la comunidad de Matanguarán, perteneciente al municipio de Uruapan, para después salir del recinto religiosa y no se volvió a saber nada de él

Como oportunamente se dio a conocer por este medio de comunicación, el pasado 18 del presente mes celebró una misa en la comunidad de Matanguarán, perteneciente al municipio de Uruapan, para después salir del recinto religiosa y no se volvió a saber nada de él

Hasta este sábado por la mañana fue encontrado el cuerpo de una persona en un predio de Nueva Italia, indicando fuentes que se encontraba amarrado de pies y manos y en avanzado estado de putrefacción, siendo identificado como Miguel Gerardo Flores

Múgica, Michoacán, 25 de agosto de 2018.- Luego de ocho días desaparecido, lamentablemente fue localizado la mañana de este sábado el cuerpo del sacerdote Miguel Gerardo Flores, de los Misioneros de la Sagrada Familia, el cuerpo se encontraba en un predio amarrado de pies y manos y en estado de descomposición.

Como oportunamente se dio a conocer por este medio de comunicación, el pasado 18 del presente mes celebró una misa en la comunidad de Matanguarán, perteneciente al municipio de Uruapan, para después salir del recinto religiosa y no se volvió a saber nada de él.

Por lo que el pasado 21 de los corrientes fue puesta la denuncia ante la Fiscalía Regional para iniciar la carpeta de investigación por la desaparición del sacerdote.

Hasta este sábado por la mañana fue encontrado el cuerpo de una persona en un predio de Nueva Italia, indicando fuentes que se encontraba amarrado de pies y manos y en avanzado estado de putrefacción, siendo identificado como Miguel Gerardo Flores.

Cabe destacar que el sacerdote pertenecía a la congregación religiosa Misioneros de la Sagrada Familia, fundada por el Padre José Ochoa Gutiérrez y fue conocida su labor apostólica en la comunidad de Jucutacato, donde los Misioneros de la Sagrada Familia atienden una parroquia

En esa misma comunidad existe la Casa de Formación Nazareth, impulsada por el padre Gerardo, donde se da alojamiento a jóvenes foráneos que por sus condiciones de pobreza no pueden estudiar, por lo que en esta casa se les alberga, tienen acceso a becas, trabajo y un futuro.

La casa Nazareth ha sido en los últimos años un referente de obra misional, al grado de generar diversos eventos con causa en Uruapan para continuar su construcción.