Se repelió agresión de normalistas sólo con equipo antimotines: SSP

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El Gobierno del Estado, a través de la SSP, lamenta que estudiantes normalistas prioricen las medidas de presión, con conductas que constituyen hechos delictivos, para exigir atención a sus demandas

El Gobierno del Estado, a través de la SSP, lamenta que estudiantes normalistas prioricen las medidas de presión, con conductas que constituyen hechos delictivos, para exigir atención a sus demandas

Anuncia el titular de la SSP, Juan Bernardo Corona, que se investigará la lesión que sufrió un normalista, pero advierte que alrededor de 300 jóvenes atacaron a 75 elementos antimotines con piedras, palos, bombas de fabricación casera, cohetones y objetos metálicos, hiriendo a seis de los agentes

Morelia, Michoacán, 21 de junio de 2017.- Respecto a los hechos ocurridos la tarde de este miércoles en las inmediaciones de la Escuela Normal de Tiripetío, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informa lo siguiente:

A las 12:15 horas, la SSP recibió el reporte que informaba sobre un grupo de normalistas que bloqueaban las vías del tren que pasan por la citada comunidad, como medida de presión para exigir atención a sus demandas de tipo económico. El bloqueo provocó que quedaran varados cuatro locomotoras con mercancía procedente del puerto de Lázaro Cárdenas, una con cargamento de sustancias peligrosas; los manifestantes retuvieron también dos vehículos pertenecientes a empresas particulares, por lo que personal del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) se movilizó al lugar.

Al llegar al sitio, los uniformados -dotados de equipo antimotín- en atención siempre de los protocolos de actuación para este tipo de intervenciones y tras un diálogo con normalistas, procedieron a liberar las vías y con ello se restableció la circulación de los furgones que se encontraban varados, aproximadamente a las 14:40 horas.

Tras un acuerdo con los líderes normalistas, entre ellos uno identificado como “Esteban”, el personal policial procedió a retirarse; minutos después se recibió el reporte de que los estudiantes comenzaron a incendiar una camioneta de Telmex sobre las vías del tren, por lo que los elementos retornaron para evitar que continuara la quema de más unidades y garantizar la libre circulación de las vías.

En ese momento, alrededor de 300 jóvenes comenzaron a agredir desde diferentes blancos al personal de esta corporación, utilizando piedras, palos, bombas de fabricación casera, cohetones, y objetos metálicos contra el grupo de 75 elementos antimotines que participaron en el operativo.

La agresión fue repelida con el equipo antimotín que portaban los uniformados, quienes ante la superioridad numérica de los normalistas, siempre atendiendo el principio de proporcionalidad, comenzaron un repliegue estratégico; en tanto, los normalistas le prendían fuego a otras dos unidades, una perteneciente a la Comisión Federal de Electricidad y un autobús de la línea Purépechas.

En la agresión resultaron lesionados seis elementos del GOE, tres de ellos requirieron internamiento en el hospital, en tanto que los otros tres fueron atendidos por personal paramédico.

También fue canalizado para atención clínica un joven que presenta una lesión, hechos que serán materia de investigación de las autoridades competentes para el deslinde de responsabilidades. En el lugar fue detenido uno de los manifestantes, quien fue puesto a disposición de la autoridad correspondiente mientras se determina su situación legal.

El Gobierno del Estado, a través de la SSP, lamenta que estudiantes normalistas prioricen las medidas de presión, con conductas que constituyen hechos delictivos, para exigir atención a sus demandas, como lo es el bloqueo de vías generales de comunicación, robo de uso de vehículos, de mercancías y la quema de unidades, perjudicando a la sociedad, afectando siempre a terceros.

Ante la comisión de actos que quebranten la ley, la obligación de la autoridad es actuar protegiendo los derechos fundamentales, preservar el orden y el estado de derecho.