Separan de sus cargos a mandos de SSP por enfrentamiento con normalistas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Grupos radicales con sede en Michoacán aseguran que los estudiantes fueron reprimidos y están convocando a una manifestación frente a Palacio de Gobierno

Tanto Fidel Ortiz como José Antonio Paniagua estuvieron al frente del operativo que dejó un saldo de un estudiante herido de bala, un alumno detenido, seis policías lesionados y tres automotores incendiados

El director y el subdirector de la Policía Michoacán, Fidel Ortiz Barragán y José Antonio Paniagua Arce, respectivamente, fueron temporalmente suspendidos de sus funciones, con el propósito de que las investigaciones se lleven a cabo sin ningún tipo de influencia, informaron autoridades policiales

Morelia, Michoacán, 23 de junio de 2017.- La Unidad de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP) investiga al director y al subdirector de la Policía Michoacán, Fidel Ortiz Barragán y José Antonio Paniagua Arce, respectivamente, para deslindar responsabilidades sobre el enfrentamiento entre policías y estudiantes en la normal de Tiripetío.

Ambos funcionarios fueron temporalmente suspendidos de sus funciones, con el propósito de que las investigaciones se lleven a cabo sin ningún tipo de influencia, informaron autoridades policiales.

Tanto Fidel Ortiz como José Antonio Paniagua estuvieron al frente del operativo que dejó un saldo de un estudiante herido de bala, un alumno detenido, seis policías lesionados y tres automotores incendiados.

Mientras tanto el normalista Gael S. C. se reporta estable en el hospital Star Médica de la capital del estado, tras recibir un impacto de bala en el citado enfrentamiento.

En un mensaje emitido ante los representantes de los medios de comunicación, el titular de la SSP, Juan Bernardo Corona Martínez, responsabilizó a los normalistas por la violencia desatada, ya que incumplieron su palabra de liberar las vías del tren y entregar los vehículos robados, mismos que quemaron.