Tras persecución, matan a balazos al conductor de un auto en Uruapan

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El chofer se internó hasta un lote baldío aparentemente creyendo que era calle, pero terminó por chocar, momentos en que fue alcanzado y baleado por los desconocidos, que tras consumar el crimen se dieron a la fuga

El chofer se internó hasta un lote baldío aparentemente creyendo que era calle, pero terminó por chocar, momentos en que fue alcanzado y baleado por los desconocidos, que tras consumar el crimen se dieron a la fuga

De varios impactos de bala fue asesinado la noche del jueves el chofer de un automóvil en los momentos en que escapaba de sujetos que lo perseguían cuando transitaba por las calles de la colonia Lázaro Cárdenas aledaña al Libramiento Oriente

Uruapan, Michoacán, 31 de agosto de 2018.- De varios impactos de bala fue asesinado la noche del jueves el chofer de un automóvil en los momentos en que escapaba de sujetos que lo perseguían cuando transitaba por las calles de la colonia Lázaro Cárdenas aledaña al Libramiento Oriente.

Fue a eso de las 22:00 horas que por el Libramiento Oriente circulaba el hoy occiso abordo de un automóvil marca Honda, tipo Accord, de color blanco, con placas de esta entidad, en un determinado momento fue interceptado por desconocidos que comenzaron a dispararle y a perseguirlo.

Por tal motivo el automovilista emprendió la huida para tratar de ponerse a salvo, por lo que se internó a la colonia Lázaro Cárdenas, a espaldas de la refaccionaria “Tractodiesel”, continuando la persecución a balazos.

En la esquina de las calles Cedros y Pinabete, cerca de la escuela especial, el chofer se internó hasta un lote baldío aparentemente creyendo que era calle, pero terminó por chocar, momentos en que fue alcanzado y baleado por los desconocidos, que tras consumar el crimen se dieron a la fuga.

Al lugar llegaron cerca de 10 patrullas de la Policía Michoacán, que en lugar de implementar un operativo se enfocaron en acordonar la zona más de 300 metros, para impedir que los medios de comunicación hicieran su trabajo.