Vuelca autobús en Autopista Siglo XXI y deja 6 personas lesionadas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Se trasladaron a la clínica Morelia en Lázaro Cárdenas a los lesionados Modesta C., de 58 años, Yesenia H., de 21 años, Santiago G., de 2 años, Alfonso G., de 45 años, los cuáles fueron reportados como estables

Se trasladaron a la clínica Morelia en Lázaro Cárdenas a los lesionados Modesta C., de 58 años, Yesenia H., de 21 años, Santiago G., de 2 años, Alfonso G., de 45 años, los cuáles fueron reportados como estables

El percance ocurrió cuando el autobús marca Volvo de la línea Purépechas con número económico 905, el cual al ser conducido a exceso de velocidad perdió el control por lo que éste se salió de la cinta asfáltica a escasos dos kilómetros de la caseta de peaje de Feliciano

La Unión, Guerrero, 06 de diciembre de 2018.- Saldo de 6 personas lesionadas y daños por varios miles de pesos es el resultado de la volcadura de un autobús de la línea purépechas registrado al mediodía de este jueves sobre la Autopista Siglo XXI.

El percance ocurrió cuando el autobús marca Volvo de la línea Purépechas que cubre la ruta Lázaro Cárdenas – Morelia con número económico 905, el cual al ser conducido a exceso de velocidad, según testigos, perdió el control por lo que éste se salió de la cinta asfáltica sobre el kilómetro 279+300 a escasos dos kilómetros antes de llegar a la caseta de peaje de Feliciano, Guerrero, dejando como saldo seis personas lesionadas.

De inmediato se movilizaron elementos de Rescate y Salvamento adscritos a la caseta de peaje de Feliciano al igual que personal paramédico de Protección Civil Municipal de Lázaro Cárdenas, Cruz Roja, SEDENA y Policía Federal quienes de inmediato prestaron el auxilio a los pasajeros lesionados.

Se trasladaron a la clínica Morelia en Lázaro Cárdenas a los lesionados Modesta C., de 58 años, Yesenia H., de 21 años, Santiago G., de 2 años, Alfonso G., de 45 años, los cuáles fueron reportados como estables por los médicos de la clínica particular, mientras personal de la Policía Federal se hacía cargo del percance.