“Abuelitos” morelianos muestran su talento en su día

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Durante el festejo, se les otorgó atención médica, dental  y visual de forma gratuita y a la vez que se le entregó ropa deportiva a los integrantes del Club de la Tercera Juventud Feliz

Durante el festejo, se les otorgó atención médica, dental y visual de forma gratuita y a la vez que se le entregó ropa deportiva a los integrantes del Club de la Tercera Juventud Feliz

En el auditorio del DIF Morelia, los “abuelitos” presentaron diversas actuaciones musicales mediante las cuales mostraron que aún tienen mucho talento y vigor luego de recibir los aplausos y hasta ovaciones por parte de los asistentes

Morelia, Michoacán, 29 de agosto de 2017.- Este lunes 28 que se festejó el “Día del Abuelo”, el Ayuntamiento de Morelia festejó a los adultos mayores que pertenecen a la Estancia Diurna del Adulto Mayor (EDAM) y al asilo llamado “casa de los Abuelos Miguel Hidalgo”, quienes mostraron su talento con diferentes bailables que hicieron la delicia de quienes acudieron al festejo en las instalaciones del DIF Municipal.

En el auditorio del DIF, los “abuelitos” presentaron diversas actuaciones musicales mediante las cuales mostraron que aún tienen mucho talento y vigor luego de recibir los aplausos y hasta ovaciones por parte de los asistentes.

La Presidente Honoraria del DIF del municipio destacó la importancia que tienen los abuelos, pues su sabiduría representan en muchas ocasiones el pilar de las familias y precisó que en muchos hogares no podrán imaginarse sin tener la compañía de los adultos mayores.

Durante el festejo, se les otorgó atención médica, dental  y visual de forma gratuita y a la vez que se le entregó ropa deportiva a los integrantes del Club de la Tercera Juventud Feliz que les ayudarán para las participaciones que tengan al interior de su estancia.

Por último, se les ofreció la conferencia llamada “disciplina con amor para los abuelos” con la cual tratan de ayudar a que conozcan la tarea del abuelo como una segunda oportunidad para amar no solo de manera responsable, sino además, con un amor maduro y generoso.