Carmen Cortés justifica desabasto; no es culpa de AMLO, dice

María del Carmen Cortés criticó a quienes cuestionan la estrategia a través de los medios de comunicación y las redes sociales, especialmente a los ex presidentes de la República

María del Carmen Cortés criticó a quienes cuestionan la estrategia a través de los medios de comunicación y las redes sociales, especialmente a los ex presidentes de la República

La regidora del Morena por Morelia culpó a los gobiernos anteriores por el desabasto de gasolina y justificó las acciones tomadas por el gobierno federal; critica a los que las cuestionan y dice que los ciudadanos ven con simpatía las medidas tomadas por el presidente

Morelia, Michoacán, 10 de enero de 2019.- El desabasto de gasolina de las últimas semanas es culpa de los gobiernos anteriores, no del presidente Andrés Manuel López Obrador, dejó ver la regidora moreliana, María del Carmen Cortés.

La representante popular por el Morena emitió un pronunciamiento en el cual respalda y justifica las acciones tomadas por el nuevo gobierno federal y asegura que los ciudadanos ven con simpatía las medidas tomadas por el mandatario federal, a tal grado que considera que ya son más de 30 millones los que apoyan al tabasqueño.

María del Carmen Cortés criticó a quienes cuestionan la estrategia a través de los medios de comunicación y las redes sociales, especialmente a los ex presidentes de la República.

Posteriormente, tras destacar la importancia de la lucha contra la corrupción, replicó algunos de los argumentos del gobierno de López Obrador para justificar el desabasto de combustible en Michoacán y al menos otros 9 estados del centro del país.

A continuación, ATIEMPO (www.atiempo.mx), su portal de noticias y denuncias por internet, reproduce de manera íntegra el citado pronunciamiento:

PRONUNCIAMIENTO DE LA REGIDORA DEL AYUNTAMIENTO DE MORELIA, MTRA. MARIA DEL CARMEN CORTES, EN RELACION AL DESABASTO DE GASOLINA EN EL MUNICIPIO DE MORELIA, DEL ESTADO Y PARTE DEL PAIS.

En mi calidad de representante popular en el Ayuntamiento de Morelia y como presidenta de la comisión de grupos vulnerables, me parece pertinente emitir una declaración sobre la problemática que hoy día nos afecta a todos los morelianos, relacionada con el suministro de gasolina en las estaciones de servicio de nuestro municipio.

En vista del encargo que tengo al frente de la comisión de grupos vulnerables, estoy en contacto cotidiano con diversos sectores de la población, por tal motivo he conocido de primera mano la opinión de un gran número de personas, organizaciones y líderes.

El problema de desabasto de gasolina comenzó el día 20 de diciembre del 2018, a raíz de las medidas que el Gobierno Federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, inició para combatir el robo de combustible en PEMEX y que representaba un gran daño para las arcas de la nación.

Quiero destacar que el combate a la corrupción, en todas sus modalidades, es un encargo que la ciudadanía depositó en manos del presidente el día 1 de julio y que él lleva adelante en este momento en PEMEX, contando con el respaldo del pueblo de México.

La problemática del desabasto de gasolina es la herencia que las tres anteriores administraciones federales han dejado al país, al permitir el surgimiento y expansión del saqueo de combustible, faltando así a su juramento de cumplir y hacer cumplir las leyes que nos rigen.

En días recientes hemos visto que algunos de estos expresidentes han tenido el descaro de recriminar al actual gobierno federal, por redes sociales y medios de comunicación, pidiendo que se solucione de inmediato el desabasto y pretendiendo hacer ver como fallida la estrategia de lucha contra el robo de combustible.

Los mexicanos sabemos bien de la baja calidad moral de estos personajes y no nos dejamos engañar con esas pretendidas demandas a favor de los ciudadanos. Por el contario tomamos las cosas de quien vienen y nos damos perfecta cuenta que no son más que nuevos actos de vileza y deshonestidad, porque sabemos que esos malos mexicanos, que solaparon el problema del saqueo de combustible, hoy se disfrazan de redentores, con la única y mezquina intensión de sacar raja política de la situación.

Estos personajes que hoy se rasgan las vestiduras, pretendiendo ser la voz de los mexicanos que día a día luchan para llevarse una tortilla a la boca, no movieron un dedo cuando tuvieron el poder para hacerlo y prefirieron voltear para otro lado, convirtiéndose en cómplices del saqueo de la nación.

Por la información que ha surgido de las investigaciones del gobierno federal, hoy sabemos que el robo de combustible se hacía principalmente por las mismas instalaciones de PEMEX o mediante conexiones directas a ellas. Sabemos que la ruptura de ductos por bandas organizadas, representaba la menor parte, pero servía de pantalla para ocultar, la auténtica fuente del robo.

Este saqueo de combustible se ha estimado por el gobierno federal en aproximadamente 60 mil millones al año que, para hacernos una idea, representaría casi el 90 por ciento del presupuesto anual del gobierno del estado de Michoacán, o bien 28 veces el presupuesto del municipio de Morelia.

Estas enormes cantidades de dinero fueron a parar a los bolsillos de unos cuantos personajes, cuando debieron servir para apoyar las necesidades más sentidas del pueblo de México, sobre todo de los grupos más vulnerables, por ejemplo, para mejorar la alimentación de millones de niños que comen una vez al día, de personas con discapacidad, de adultos mayores, de madres solteras, etc.

Los mexicanos sabemos que erradicar la corrupción no será una tarea fácil, que se pueda hacer en unos cuantos días. Sabemos que arrancar el cáncer de la corrupción y la impunidad de México es una tarea pesada y que requiere el esfuerzo del Gobierno Federal y de todos los mexicanos.

El presidente López Obrador está dando claras pruebas de cumplir en PEMEX el encargo que el pueblo de México le confirió.

Ya se han despedido y denunciado a empleados y funcionarios de PEMEX que estaban implicados en el robo de combustible. Se ha retirado la concesión a más de 100 estaciones de servicio que vendían la gasolina robada, se están investigando a altos exfuncionarios, políticos, militares que conformaban la red de protección del saqueo e incluso empiezan a salir versiones periodísticas que mencionan a importantes empresas que se beneficiaban comprando gasolina robada a bajo precio para sus flotas de vehículos.

El presidente López Obrador debe saber que los ciudadanos ven con simpatía y respaldan sus acciones en PEMEX para acabar con la corrupción. Que en la elección del 1 de julio recibió el apoyo de 30 millones de mexicanos, pero que hoy seguramente son más, porque está demostrando con hechos que cumple la tarea que le fue encomendada.

ATENTAMENTE

REGIDORA DEL AYUNTAMIENTO DE MORELIA,

MTRA. MARIA DEL CARMEN CORTES