Causan confusión nuevas disposiciones de tránsito en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La confusión se presenta cuando la persona que haya recibido el folio no quiera pagarla sabiendo que el municipio no cuenta con el padrón vehicular que le pueda "obligar" al infractor pagar de manera forzosa

La confusión se presenta cuando la persona que haya recibido el folio no quiera pagarla sabiendo que el municipio no cuenta con el padrón vehicular que le pueda “obligar” al infractor pagar de manera forzosa

Los choferes de autos, motocicletas y de unidades del servicio público, se encuentran confundidos luego de que tanto los elementos de tránsito municipal como estatal al momento de aplicar una infracción de tránsito no les recogen ningún documento “en garantía”, por lo que no saben si deben pagar o no

Morelia, Michoacán, 09 de agosto de 2018.- Los choferes de autos, motocicletas y de unidades del servicio público, se encuentran confundidos luego de que tanto los elementos de tránsito municipal como estatal al momento de aplicar una infracción de tránsito no les recogen ningún documento “en garantía”, por lo que no saben si deben pagar o dejar de hacerlo sin conocer el alcance que tiene la autoridad en caso de que no acudan a cubrir la multa correspondiente.

Y es que cuando el chofer comete una infracción al reglamento de tránsito, recibe el respectivo folio por la falta cometida pero el agente no le recoge ningún documento ya que está prohibido por la ley y como no hay nada en garantía, el infractor desconoce lo que sucedería si no paga el costo de la multa impuesta.

En caso de que el conductor decida pagar una infracción municipal, deberá acudir a la Antigua Central de Autobuses o a la comisaría que se encuentra sobre la salida a Quiroga en la colonia Tzindurio donde será canalizado al Juez Cívico el cual luego de “regañarlo”, procederá a calificar la infracción y si procede, realizar el descuento que le permita el propio reglamento.

Sin embargo, la confusión se presenta cuando la persona que haya recibido el folio no quiera pagarla sabiendo que el municipio no cuenta con el padrón vehicular que le pueda “obligar” al infractor pagar de manera forzosa cuando realice el pago anual del refrendo de su unidad.

Por otro lado, si al infractor le colocaron el respectivo folio en el parabrisas de su auto, pero éste por las condiciones climáticas se cayó o se deshizo con la lluvia, al momento de que la Policía de Morelia le quisieran obligar realizar el pago respectivo, en algún momento puede acudir al Tribunal de Justicia Administrativa a señalar que legalmente no fue notificado ni enterado de la falta al reglamento que supuestamente cometió y por consiguiente, la sanción le será cancelada de inmediato.

En el caso de una infracción elaborada por parte de Tránsito Estatal, ahí sí se cuenta con el padrón veiícular por lo que en su momento, es más factible que cuando la persona que cometió la falta acuda a las oficinas de rentas a realizar algún trámite de su auto, pueda ser obligado a pagarla en ese mismo momento antes de hacer cualquier movimiento.

Con quienes las autoridades tendrían mayor dificultad para exigir el pago de infracciones, es con los choferes de autos con placas foráneas quienes estando en Morelia y cometan alguna falta al reglamento pero al no traer placas de Michoacán, será difícil buscarlos y obligarlos a pagar pues no le recogieron ni su licencia, ni la tarjeta de circulación o la placa, así que bajo la premisa de que no hay nada “en garantía”, podrían de manera sencilla burlar la infracción hecha por la autoridad.