Ejidatarios acusan a Alfonso Martínez por inundaciones con aguas negras

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El más grave problema que provocó la filtración de las aguas negras, señalaron, fue la contaminación en la zona de cultivos,  que es alarmante, ya que aparte de la posible contaminación del agua que llega a Morelia, podría convertirse en un foco de infección para los ciudadanos

El más grave problema que provocó la filtración de las aguas negras, señalaron, fue la contaminación en la zona de cultivos, que es alarmante, ya que aparte de la posible contaminación del agua que llega a Morelia, podría convertirse en un foco de infección para los ciudadanos

Desde hace 10 meses comisariados de varios ejidos del poniente de la ciudad denunciaron al Ayuntamiento de Morelia por la afectación de 150 hectáreas de cultivos con el derrame de aguas negras; exigen una indemnización por 3 mdp, ya que el alcalde nunca atendió las demandas

Morelia, Michoacán, 08 de mayo de 2018.- Desde hace ya diez meses, comisariados de varios ejidos que se ubican al poniente de la ciudad denunciaron al Ayuntamiento de Morelia por la afectación de sus cultivos en una extensión de 150 hectáreas con aguas negras provenientes de desarrollos habitacionales nuevos que están asentados cerca de sus tierras, lo que no fue atendido en su momento por el Presidente Municipal, Alfonso Martínez Alcázar y ahora, los habitantes exigen que les pague 3 millones de pesos de indemnización aparte de que amagan con nombrar al Edil capitalino, “persona no grata” en los ejidos en los cuales buscarán evitar a toda costa, que haga proselitismo en busca de su reelección.

Los ejidatarios de Emiliano Zapata, San Lorenzo, San Juanito y San Isidro Itzícuaro además de San Antonio Parángare, una vez más denunciaron que el año pasado tras la inundación con aguas negras, se hizo una valoración de los daños los cuales ascienden a una indemnización que debería entregar el municipio por el orden de los 20 mil pesos por hectárea a los dueños de las tierras afectados no solamente por hacer caso omiso a la denuncia, sino por no retirar el agua sucia que aún permanece en la zona y que afectó 150 hectáreas en total.

El más grave problema que provocó la filtración de las aguas negras, señalaron, fue la contaminación en la zona de cultivos,  que es alarmante, ya que aparte de la posible contaminación del agua que llega a Morelia, podría convertirse en un foco de infección para los ciudadanos y afectar de manera severa la calidad de los productos que ahí se cultivan como avena, maíz, frijol, calabaza y garbanzo que llegan a la ciudad para el consumo humano.

Alegaron además que el agua producida en los manantiales de “Los Itzícuaros”, aportan el 35 por ciento del agua potable que se consume en la ciudad de Morelia.

Por último, señalaron que otro pendiente que hay en la zona es la obra del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) que trató de hacer trabajos de limpieza y potabilización de los residuos generados en los fraccionamientos Villas del Pedregal y Villa Magna, la cual se anunció como una gran ayuda en la zona pero quedó olvidada “y ahora tenemos el problema de la filtración de aguas negras” por lo que dieron 72 horas al Edil capitalino para que resuelvan los graves problemas que hay al poniente de la ciudad, desde julio del año pasado.