Gobierno independiente gasta 5 mdp para reparar fuentes danzarinas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
"Fuentes Danzarinas" con 85% de avance; podrían inaugurarse a finales de junio

“Fuentes Danzarinas” con 85% de avance; podrían inaugurarse a finales de junio

Por más de cinco años, los morelianos y visitantes sólo podían ver unas tarimas de madera que fueron colocadas debido a los agujeros donde estaban las lámparas del piso, mismas que fueron sustraídas y se convirtieron en un peligro para los transeúntes

Morelia, Michoacán, 11 de junio de 2018.- Las llamadas “Fuentes Danzarinas” que se ubican en la Plaza Melchor Ocampo en pleno Centro Histórico de Morelia que solo funcionaron por cerca de dos años desde el 2010 hasta el 2012 para convertirse en un espacio abandonado a partir del año 2013, se encuentran a un 85 por ciento de avance por lo que podrían inaugurarse a finales de este mes de junio.

Y es que por más de cinco años, los morelianos y visitantes sólo podían ver unas tarimas de madera que fueron colocadas debido a los agujeros donde estaban las lámparas del piso, mismas que fueron sustraídas y se convirtieron en un peligro para los transeúntes.

Fue el pasado 27 de marzo cuando el Presidente Municipal con licencia, Alfonso Martínez Alcázar anunció la remodelación de las fuentes con una inversión de 5 millones de pesos, la mitad de los 10 millones que costaron completas hace más de 8 años las cuales al momento, los trabajadores de la empresa encargada de su remodelación están en la etapa de colocación de boquillas que tendrán iluminación LED de alta potencia, seguirán con el tablero de control, las protecciones termo magnéticas y el sistema de paro de emergencia.

Cabe destacar que luego de que dejaron de funcionar las fuentes en gran medida debido a los plantones realizados por diversos grupos sociales, las autoridades de aquel  momento colocaron un entarimado ya que fueron dañadas las lámparas, los aspersores y las válvulas.

De igual manera se rompieron o fueron robados los 200 cristales que cubrían las mismas lámparas de los cuales, solo quedaron 46 y no todos estaban en buenas condiciones, por lo que serán reemplazados igual que las 114 piezas de cantera, los 200 aspersores a chorro, la válvula reguladora y por supuesto, el cableado que dará por fin vida una vez más, a las también llamadas, “fuentes de agua de catedral”.