Mano a Mano recupera espacios públicos para las familias morelianas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En el proyecto Mano a Mano, cada vez somos más los vecinos de Morelia que buscamos mejorar las condiciones de la ciudad y aportamos nuestro grano de arena para lograrlo: Barragán Vélez

En el proyecto Mano a Mano, cada vez somos más los vecinos de Morelia que buscamos mejorar las condiciones de la ciudad y aportamos nuestro grano de arena para lograrlo: Barragán Vélez

La jornada sabatina estuvo encabezada por Juan Carlos Barragán, coordinador del proyecto Mano a Mano, quien junto con los vecinos de Lomas de la Huerta estuvo en el proceso de recuperación del espacio público, convivió con los colonos y junto con la encargada del orden rehabilitó el espacio en beneficio de las familias que viven en el lugar

Morelia, Michoacán, 25 de marzo de 2018.- La recuperación del espacio público para el uso de la comunidad moreliana es una tarea que, después de cada jornada de trabajo, nos deja profundamente satisfechos y contentos. Sabemos que este trabajo permite que más infantes, jóvenes y familias encuentren lugares de encuentro seguros, funcionales y limpios.

La jornada sabatina estuvo encabezada por Juan Carlos Barragán Vélez, coordinador del proyecto Mano a Mano, quien junto con los vecinos de Lomas de la Huerta estuvo en el proceso de recuperación del espacio público, convivió con los colonos y junto con la encargada del orden, Ileana García y el Dr. Nacho Serrano, rehabilitaron el espacio en beneficio de las familias que viven en el lugar, asegurándose que a partir de ahora el área común de la colonia se mantenga en condiciones óptimas para la convivencia social.

En el proyecto Mano a Mano, cada vez somos más los vecinos de Morelia que buscamos mejorar las condiciones de la ciudad y aportamos nuestro grano de arena para lograrlo. Y es que como cada sábado seguimos apoyando en los lugares de la ciudad que se requiere, este sábado tocó a la colonia Lomas de la Huerta, donde rehabilitamos comunitariamente un jardín, una cancha de fútbol, áreas verdes, áreas de juegos, se recogió la basura y se pintó una barda para borrar el graffiti.