Morelia es atravesada por al menos 14 fallas geológicas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Un claro ejemplo está en el Palacio de Justicia que se ubica sobre la Calzada la Huerta, el cual desde el año 2014 fue alertado por investigadores de la UMSNH de que estaba asentado en una zona de inestabilidad

Un claro ejemplo está en el Palacio de Justicia que se ubica sobre la Calzada la Huerta, el cual desde el año 2014 fue alertado por investigadores de la UMSNH de que estaba asentado en una zona de inestabilidad

La zona urbana de la ciudad de Morelia vive “atravesada” por alrededor de catorce fallas geológicas que provocan un hundimiento del suelo de entre cuatro y seis centímetros por año debido principalmente a la sobreexplotación de los mantos acuíferos, lo que mantiene propensa a la capital michoacana a riesgos en caso de un sismo con epicentro cercano

Morelia, Michoacán, 25 de septiembre de 2017.- La zona urbana de la ciudad de Morelia vive “atravesada” por alrededor de catorce fallas geológicas que provocan un hundimiento del suelo de entre cuatro y seis centímetros por año debido principalmente a la sobreexplotación de los mantos acuíferos, lo que mantiene propensa a la capital michoacana a riesgos como en cualquier ciudad, en caso de registrarse un sismo con epicentro cercano.

Un claro ejemplo está en el Palacio de Justicia que se ubica sobre la Calzada la Huerta el cual desde el año 2014 fue alertado por investigadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) de que estaba asentado en una zona de inestabilidad por donde pasa una de las fallas geológicas, pero “parece que no existe la preocupación de tener un monitoreo preciso” por lo que después del sismo del pasado 19 de septiembre, presentó grietas que alertó a los trabajadores al considera que representan un peligro aunque luego de una revisión por parte de varias autoridades, estas reconocieron que había daño solo en estructuras secundarias que no ponen en riesgo a nadie.

Para los investigadores de la UMSNH, la problemática que presenta la capital del estado no es nueva debido a que dichas fallas datan desde antes de que se fundara el Valle de Guayangareo hoy Morelia y habían permanecido “inactivas” hasta el año de 1984 cuando se detectó que la Avenida Nocupétaro tuvo un pequeño hundimiento que cada año se incrementa por centímetros y a partir de ahí, se comenzó con un monitoreo constante de las fallas a través de una cartografía realizada por parte de la UMSNH.

Desde entonces, se tienen ubicadas varias fallas en la ciudad como las que se encuentran en la Avenida Nocupétaro cerca de la antigua central camionera, en las colonias La Colina, Chapultepec Sur, el Realito, Torremolinos, Cerritos, Cointzio o La Soledad.

Lo mismo que sobre las calles de Cuautla, Avenida Camelinas cerca de la zona conocida como La Paloma, el Cerro del Punhuato igual que en las colonias Adolfo López Mateos y Manantiales que a pesar de que ya se conocía que por ahí pasaba una falla, aun así decidieron construir casas habitación con el riesgo que conlleva.

Los investigadores nicolaitas resaltaron que el riesgo por sismos lo tiene cualquier ciudad pero son más propensas aquellas por donde pasan las fallas geológicas y en Morelia, no es la excepción pues simplemente la que pasa en la zona de la loma de Santa María desde donde se encuentra el área conocida como los cenadores hasta la salida a Mil Cumbres “hay fuertes problemas de inestabilidad muy pronunciada”.

Cabe recordar que la falla geológica que pasa por la Avenida Nocupétaro cerca de la antigua central camionera, obligó a que fuera demolido el antiguo edificio que albergaba el hospital de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y esa misma falla, es la que tiene en riesgo el Palacio de Justicia de la Calzada la Huerta por lo que los investigadores precisaron en su momento que, “nuestro papel, es decir que hay una zona de peligro y que hay que respetarla”.

TAMBIÉN LE SUGERIMOS:

Primaria de Morelia “inhabitable” tras sismo; demandan apoyo