Tras quejas ciudadanas, ahora sí abren la Avenida La Joya, pero con boyas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Aunque los automovilistas ya pueden transitar por la zona, la recomendación de la autoridad municipal es que lo hagan con precaución, debido a que aún hay presencia de hombres y maquinaria trabajando en el lugar

Aunque los automovilistas ya pueden transitar por la zona, la recomendación de la autoridad municipal es que lo hagan con precaución, debido a que aún hay presencia de hombres y maquinaria trabajando en el lugar

Finalmente, la importante arteria fue reabierta al tránsito vehicular por parte del Ayuntamiento de Morelia, tras la colocación de dos líneas de topes que exigían los vecinos donde antes se encontraba un semáforo, debido a la falta de cultura vial de muchos automovilistas

Morelia, Michoacán, 26 de septiembre de 2018.- Luego de las quejas de los automovilistas que no podían transitar por la Avenida la Joya en la colonia Colinas del Sur a pesar de que los trabajos de repavimentación que llevó a cabo la anterior administración ya habían terminado, finalmente la importante arteria fue reabierta al tránsito vehicular por parte del Ayuntamiento capitalino tras la colocación de dos líneas de boyas que exigían los vecinos donde antes se encontraba un semáforo, debido a la falta de cultura vial de muchos automovilistas.

Lo anterior, con el objetivo de permitir la movilidad vehicular a pesar de que la obra sigue en proceso ya que informó el municipio, presenta un avance del 95 por ciento y los detalles de balizamiento así como construcción de drenaje y agua potable estará en ejecución para finalizarse a la brevedad.

Aunque los automovilistas ya pueden transitar por la zona, la recomendación de la autoridad municipal es que lo hagan con precaución, debido a que aún hay presencia de hombres y maquinaria trabajando en el lugar.

Cabe recordar que los trabajos iniciaron el 13 de febrero pasado durante la anterior administración que encabezó Alfonso Martínez Alcázar, los cuales, debieron haber terminado a finales del mes de mayo pero por diversas circunstancias la obra no avanzó, lo que provocó la molestia de los automovilistas que criticaron la tardanza en los trabajos los cuales tuvieron un costo, según señaló en su momento el municipio, de más de 4 millones de pesos ya que aparte del concreto hidráulico, se incluyó la rehabilitación de banquetas y guarniciones, drenaje sanitario, agua potable y señalamientos lo mismo que alumbrado público.