Advierte PRD autoritarismo y manejo político en detención de Mireles

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El caso de José Manuel Mireles y los autodefensas detenidos representa el retroceso más grave del autoritarismo en Michoacán, señaló Torres Piña

El caso de José Manuel Mireles y los autodefensas detenidos representa el retroceso más grave del autoritarismo en Michoacán, señaló Torres Piña

El gobierno federal exhibe un manejo político de la administración de justicia, ya que tolera la impunidad de José Trinidad Martínez Pasalagua y Rodrigo Vallejo Mora, destacó en rueda de prensa el dirigente estatal del sol azteca, Carlos Torres Piña

Morelia, Michoacán, 07 de julio de 2014.- El tratamiento que está dando el gobierno federal al caso de José Manuel Mireles y los 83 integrantes de las autodefensas detenidos en la Mira, en la que se aplica un manejo político en la administración de justicia, representa el retroceso más grave del autoritarismo, aseguró el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Torres Piña.

En rueda de prensa, en la que estuvieron presentes el Presidente Municipal de Churintzio, Juan Luis Contreras; el Coordinador Binacional de la Alianza Braceroproa, Ventura Gutiérrez; y, el Secretario de Relación y Vinculación con la Sociedad, Hugo Rangel, el líder del perredismo estatal señaló que la federación en cambio tolera la impunidad del ex diputado del PRI, José Trinidad Martínez Pasalagua y del hijo de Fausto Vallejo, Rodrigo Vallejo Mora, sobre quienes existe evidencia pública apunta a relaciones turbias con el crimen organizado.

“Con esta actitud, el gobierno de Enrique Peña Nieto mantiene la lógica del ajusticiamiento político, como fue en los tiempos del Calderonismo”, mencionó el dirigente estatal.

Ante estos escenarios, señaló Torres Piña, las respuestas que merecen los michoacanos ante lo que pasa en el estado no es el gobernador sustituto, Salvador Jara quien debe darlas, “son otras esferas políticas las que controlan Michoacán”.

“Preocupante es para cualquier representante que aspira a entregar cuentas a sus gobernados, que desde otras esferas sean tomadas las decisiones; pero mucho más preocupa a la clase política michoacana las implicaciones de estas, cuando traen consigo un ambiente de zozobra para quienes disienten de las opiniones de las autoridades federales”. Recalcó.

Enfatizó que resulta inverosímil además que inicien las suspicacias, de la siembra de pruebas y de la desaparición de recursos económicos durante la ejecución de detenciones; por lo que es una exigencia elemental de transparencia él conocer las explicaciones de todo lo ocurrido en la localidad porteña el antepasado fin de semana.

“El PRD es una oposición responsable, pero no abandonáremos a los ciudadanos que reclaman al Estado demandas legítimas y del mismo modo en que hemos asumido la responsabilidad y los costos de las decisiones cuando hemos sido gobierno; demandamos al Gobierno del Estado el reclamo de su soberanía y al federal una posición clara en torno al papel de su comisionado, la pertinencia de su relevo y la clara necesidad de defenderlo que sintió el propio Peña Nieto en su última visita a Michoacán”, dijo.

Por ello, el dirigente del Sol Azteca demandó que el gobierno federal debe revisar su actuar en Michoacán y lo que en apariencia parece una confrontación personal de Castillo Cervantes con José Manuel Mireles en medio de un entorno que, según una encuesta de la empresa Parametría, los michoacanos avalan, en un 70 por ciento el papel de las autodefensas.