DestacadasEditorialesPolítica

AMLO, Ebrad, la L12 y la sucesión presidencial

Los resultados de las pasadas elecciones han sido un auténtico pistoletazo de salida para el 2024

Ciudad de México, 19 de junio de 2021.- Según comunicado de prensa: “La sucesión empieza cuando el presidente baja el brazo”, así reza uno de los refranes más elocuentes de la política mexicana. En otras palabras, quiere decir que en cuanto el nuevo presidente toma posesión de su cargo inmediatamente comienza la búsqueda de su reemplazo.

Este dicho se ha aplicado igualmente este sexenio, aunque, debido a la abrumadora personalidad de López Obrador, la carrera presidencial ha sido sorda, hasta ahora. Los resultados de las pasadas elecciones han sido un auténtico pistoletazo de salida para el 2024.

No nos hagamos bolas, como diría otro de los míticos de la política mexicana, a día de hoy fuera de AMLO existe una sola persona del grupo político en el poder capaz de ganar unas elecciones: Marcelo Ebrad.

Aquí es donde se enmarca la tragedia de la línea 12 del metro de la Ciudad de México (L12).

Claudia Sheinbaum está, por el momento, muy lejos de ser “la buena”, pero ante el deslinde de responsabilidades por la tragedia de la L12 seguramente no le importará si Ebrad queda malparado y no ella.

López Obrador sería el mayor beneficiado si, por esta circunstancia (o en el futuro por alguna otra), la candidatura de Ebrad descarrila, quedando, así, el presidente como único referente de la izquierda mexicana (¿Un nuevo Maximato? ¿Algo más?). O si, igualmente, Ebrad quedara tan debilitado que el apoyo de AMLO fuera fundamental incluso en el futurible sexenio del hoy secretario de Relaciones Exteriores.

La política es un juego complejo y sorpresivo. Habrá que seguir atentos a la evolución de este tema.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: