AMLO sí asignó obras sin licitar por más de 170 mdp a Rioboó: Verificado

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Siempre sí mintió Andrés Manuel López Obrador sobre las adjudicaciones directas a Rioboó SA de CV.

La plataforma Verificado 2018 publicó información en la que asegura que son ciertas las acusaciones hechas por Ricardo Anaya a López Obrador, respecto a la adjudicación directa de contratos por 170 mdp

Ciudad de México, 13 de junio de 2018.- Según la plataforma de periodismo colaborativo, Verificado 2018, las acusaciones de Ricardo Anaya, sobre la adjudicación de contratos de obra sin licitar, estas afirmaciones son ciertas. En su portal de Internet, publican la siguiente nota:

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, aseguró durante el tercer debate presidencial que cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno capitalino entre 2000 y 2005 le otorgó contratos por 170 millones de pesos, sin pasar por ninguna licitación pública, al contratista José Manuel Rioboó.

-No tiene sentido lo que planteas –respondió López Obrador a Ricardo Anaya-. Te digo que no. Yo no soy corrupto.

-¿No es cierto, Andrés? –insistió Anaya.

-No –respondió López Obrador-.

Pero la información es cierta.

De acuerdo con documentación oficial del Gobierno de la Ciudad de México, la compañía Rioboó SA de CV sí recibió, entre 2002 y 2005, cuatro adjudicaciones directas por un monto de 171 millones de pesos, todas para la construcción del Segundo Piso del Periférico, dos de ellas cuando López Obrador ya había dejado el cargo de jefe de Gobierno capitalino.

Las cuatro adjudicaciones fueron otorgadas a través del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal (FIMEVIC), creado el 21 de diciembre de 2001 por la Secretaría de Finanzas capitalina.

La primera adjudicación directa, y la más cuantiosa, fue otorgada a Rioboó SA de CV en febrero de 2002 por un total de 161 millones 923 mil pesos.

El objeto del contrato fue la realización del “proyecto vial y estudios de impacto ambiental, urbano y vial, y el proyecto ejecutivo completo para la construcción de las vías rápidas de la Ciudad de México”.

La segunda adjudicación directa fue en octubre de 2004, por 933 mil 833 pesos, y el objeto del contrato es la “dirección responsable de obra”. Menos de un año después, en agosto de 2005, Rioboó SA de CV recibió otra adjudicación directa por 8 millones 028 mil pesos, para elaborar estudios y proyectos sobre las obras en los deprimidos de Tacubaya, Observatorio, Constituyentes, Acueducto Lomas y Prado Sur.

Tres meses más tarde, en noviembre de ese mismo año, Rioboó SA de CV fue beneficiada con otra adjudicación por 934 mil pesos.

Estas dos adjudicaciones fueron otorgadas poco después de la salida de López Obrador del Gobierno capitalino en julio de 2005, cuando dejó el cargo para enfrentar un proceso de desafuero.

En este documento oficial del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal puedes checar las adjudicaciones directas: FIMEVIC-DVSA-0B/001/2002; FIMEVIC-SER/003/2004; FIMEVIC-SER/037/2005; y FIMEVIC-SER/03.

21 auditorías

Las obras del FIMEVIC, entre las que se encuentras las del Segundo Piso de Periférico en las que participó Rioboó SA de CV, y también otros proyectos como la Ciclovía, fueron objeto de 21 auditorías que fueron analizadas por tres órganos auditores distintos: la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Contraloría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del DF, y la Contraloría General del Distrito Federal.

En estas auditorías hechas al FIMEVIC, que se realizaron entre 2002 y 2009, los distintos órganos auditores reportaron irregularidades como pagos en exceso o indebidos, ausencia de documentos oficiales, e incluso fallas en los proyectos de construcción.

No obstante, el FIMEVIC publicó en un reporte que las observaciones de las auditorías fueron, en su mayoría, solventadas. Por ejemplo, de las 259 recomendaciones formuladas por la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF, el FIMEVIC reportó que fueron solventadas las 259. E igual sucede con las observaciones de la ASF, de las que recibió 44 pliegos de observaciones por irregularidades, y reportó que solventó los 44.

Más contratos con Ebrard y Mancera

La empresa Rioboó, S.A. de C.V. no solo fue beneficiada con contratos durante el gobierno de López Obrador.

De acuerdo con Contratobook, una herramienta para buscar contratos públicos, Rioboó ganó en noviembre de 2007 una licitación pública por 12 millones 489 mil pesos para hacer obras en la Línea 3 del Metrobús, cuando Marcelo Ebrard dirigía la ciudad.

En mayo de 2016, ya con Miguel Ángel Mancera al frente de la capital, Rioboó recibió de la Secretaría de Obras otros 35 millones 705 mil pesos por adjudicación, para realizar obras en el corredor de la Línea 5 del Metrobús que va de San Lázaro a la Glorieta de Vaqueritos.

Entre 2004 y 2005, a la par que recibía adjudicaciones directas del gobierno capitalino, Rioboó también obtuvo tres contratos por licitación pública del Sistema de Transporte Colectivo de Nuevo León por 4 millones 307 mil pesos. Los contratos fueron para realizar proyectos arquitectónicos en la Línea 2 del Metro de Monterrey.

Y en agosto de 2014, esta empresa obtuvo otro contrato por 43 millones 184 mil pesos por licitación pública para realizar un proyecto ejecutivo para el Viaducto Elevado Autopista México-Cuernavaca.