Aprueban diputados Ley para la Inclusión de Personas con Discapacidad

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para 2010 se estimó que existían en el Estado de Michoacán 212 mil 874 personas con algún tipo de discapacidad, que representan el 5% de la población nacional de este grupo de personas

Para 2010 se estimó que existían en el Estado de Michoacán 212 mil 874 personas con algún tipo de discapacidad, que representan el 5% de la población nacional de este grupo de personas

Los legisladores michoacanos señalaron que el anterior ordenamiento, a pesar del avance significativo que fue en su momento, no ha logrado a cumplir a plenitud el ejercicio y cumplimiento de los derechos de este sector, además de que se encuentra rebasado por la Convención sobre los Derecho de las Personas

Morelia, Michoacán, 29 de julio de 2014.- Con el compromiso de ayudar a las personas que sufren de alguna discapacidad, y conscientes de las carencias tanto económicas como de inserción e inclusión a la vida social con las que viven muchos michoacanos que se encuentran en este supuesto, el Pleno del Congreso local aprobó la Ley para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en el Estado de Michoacán.

El dictamen elaborado por las Comisiones de Salud y Asistencia Social y Derechos Humanos, refiere que en el Plan de Desarrollo integral del Estado de Michoacán 2012-2015, en el numeral 2.7 se establece la mejora a las condiciones de vida de los grupos vulnerables, incluyéndose en estos lo de las personas con discapacidad, por lo que la mejor manera de cumplir con ello, es proveyendo a la sociedad michoacana con una Ley vanguardista en la materia.

Los legisladores señalaron que el anterior ordenamiento, publicada en el Periódico Oficial de Michoacán el 24 de diciembre del 2004, con el objetivo de regular las medidas y acciones tendientes a procurar el desarrollo integral y a la protección de las personas con discapacidad, a pesar del avance significativo que fue en su momento, no ha logrado a cumplir a plenitud el ejercicio y cumplimiento de los derechos de este sector, además de que se encuentra rebasado por la referida Convención sobre los Derecho de las Personas.

En este sentido, resaltaron que en el último Censo de Población realizado en el año 2010 en nuestro País, se vierten resultados alarmantes, ya que existen 5 millones 739 mil 270 personas con diferentes tipos de discapacidad; lo que significa un 5.1% de la población general, además de mencionarse que el 63% de esta población con discapacidad está inmersa entre los hogares más pobres del país, el 43% no reciben ninguna aportación, ni sueldo alguno, no tienen ningún apoyo, y los que sí trabajan, el 20% recibe menos de un salario mínimo.

Y en el mismo año 2010 se estimó que existían en el Estado de Michoacán 212 mil 874 personas con algún tipo de discapacidad, que representan el 5% de la población nacional de este grupo de personas.

A la par, el Informe Mundial sobre la Discapacidad, elaborado por la Organización Mundial de la Salud en el año 2011, hace referencia a la discapacidad como parte de la condición humana, y señala que casi todas las personas tendrán alguna discapacidad en algún momento de su vida y las personas que lleguen a la vejez se enfrentarán a las dificultades de funcionamiento del organismo.

Históricamente, apuntaron, se segregaba a las personas con discapacidad o se les discriminaba por desconocimiento, ignorancia o inobservancia del respeto a los derechos humanos, lo que generaba la exclusión y separación de la sociedad.

En la actualidad, este paradigma ha cambiado, en el ámbito internacional los instrumentos jurídicos que se han expedido reconocen los derechos humanos de las personas con discapacidad como se observa en las Normas Uniformes sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada el 20 de diciembre del 2006 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York o en la Convención Interamericana para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, adoptada en la ciudad de Guatemala, Guatemala, el 6 de julio de 1999.

La ratificación de los referidos tratados por parte del Estado mexicano, obliga al respeto de los derechos de las personas con discapacidad, la creación de la legislación que permita su eficaz y pleno ejercicio de sus prerrogativas, así como la promoción de una cultura de la discapacidad que logre la inclusión de las personas con discapacidad, ya que como establece la ONU «todas las personas con cualquier tipo de discapacidad deben poder disfrutar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en igualdad de condiciones con las demás personas.