Condiciona PRI su voto a favor de la reestructuración de la deuda

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Hernández Íñiguez consideró que el presupuesto deberá responder a las necesidades de los michoacanos, al margen de intereses personales o de grupo, porque de ello depende la construcción de mejores condiciones de vida

Hernández Íñiguez consideró que el presupuesto deberá responder a las necesidades de los michoacanos, al margen de intereses personales o de grupo, porque de ello depende la construcción de mejores condiciones de vida

La coordinadora de la bancada priísta en el Congreso de Michoacán, Adriana Hernández, advirtió que sólo se aprobará la propuesta si se logran tasas de interés más bajas y condiciones de pago acordes con las posibilidades del estado

Morelia, Michoacán, 27 de diciembre de 2016.- Los diputados del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, actuaremos con absoluta responsabilidad en la definición de los temas presupuestales para el ejercicio 2017, porque nuestra prioridad es el bienestar de los michoacanos, afirmó Adriana Hernández Íñiguez.

La coordinadora de los legisladores emanados del tricolor puntualizó que en el asunto de la solicitud formulada por el Ejecutivo estatal para reestructurar la deuda, se deberán revisar a profundidad todos los aspectos que ella implica, de tal manera que se garanticen mejores condiciones en el manejo de un endeudamiento que inició desde el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel y se consolidó en el de Leonel Godoy Rangel, ambos mandatarios emanados del PRD.

Estableció que en la propuesta presupuestal presentada por el Ejecutivo, se presentan reducciones en áreas que son sustanciales para el desarrollo económico y social, que tendrán que ajustarse y puso como ejemplo lo referente al sector agropecuario y la atención de los migrantes.

Hernández Íñiguez consideró que el presupuesto deberá responder a las necesidades de los michoacanos, al margen de intereses personales o de grupo, porque de ello depende la construcción de mejores condiciones de vida y no se debe actuar a la ligera en esos temas.

Cuestionada respecto a la urgencia de la reestructuración de la deuda, la también presidente de la Junta de Coordinación Política consideró que son dos los temas a considerar. El primero de ellos es el que se refiere a la bursatilización del 2% del impuesto a nómina, efectuado desde el año de 2007, para lo cual se deberán revisar las posibilidades reales que se tienen para rescatar esos bonos de manos de sus poseedores, algo que se aprecia muy difícil.

En lo que se refiere a la deuda bancaria, la legisladora por La Piedad advirtió que sólo será beneficiosa una reestructura, si se logran tasas de interés más bajas y condiciones de pago acordes con las posibilidades del estado. No obstante, “no hemos dicho que aprobaremos la reestructura y tampoco que no lo haremos, sólo que debemos revisar ampliamente todos los aspectos para tomar las mejores decisiones”, concluyó.