Debe evitarse nepotismo en la función pública: Santiago Blanco

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Blanco Nateras anotó que “el amiguismo, el nepotismo y cualquier otro sinónimo con que se refiera a privilegios otorgados por colegas, amigos o conocidos en las áreas laborales, sigue teniendo gran peso en el sistema de la función pública”

Blanco Nateras anotó que “el amiguismo, el nepotismo y cualquier otro sinónimo con que se refiera a privilegios otorgados por colegas, amigos o conocidos en las áreas laborales, sigue teniendo gran peso en el sistema de la función pública”

Impulsa el diputado del PRI una iniciativa para que servidores públicos se abstengan de nombrar, contratar o promover a personas con quienes tengan parentesco consanguíneo o por afinidad o civil, para ocupar algún puesto en la unidad administrativa de que éste sea titular

Morelia, Michoacán, 29 de junio de 2014.- Para que los servidores públicos se abstengan de nombrar, contratar o promover a personas con quienes tengan parentesco consanguíneo o por afinidad o civil, para ocupar algún puesto en la Unidad Administrativa de que éste sea titular, el diputado Santiago Blanco Nateras presentó iniciativa de decreto, mediante la cual se adiciona un segundo y tercer párrafo al artículo 104 de la Constitución Política del Estado de Michoacán.

El legislador presidente de la Comisión de Régimen Interno y Prácticas Parlamentarias de la LXII Legislatura del Congreso del Estado apuntó que el sistema de administración pública requiere de cambios profundos para hacer que impere la transparencia, la igualdad, la profesionalización y la competitividad en el sistema de oportunidades reales para muchos profesionistas, que hoy por hoy se encuentran desempleados y que están en capacidad de desempeñar un cargo de acuerdo a sus aptitudes.

Blanco Nateras anotó que “el amiguismo, el nepotismo y cualquier otro sinónimo con que se refiera a privilegios otorgados por colegas, amigos o conocidos en las áreas laborales, sigue teniendo gran peso en el sistema de la función pública, por ello es importante contar con políticas claras y específicas para evitar que sean contratados o promovidos por familiares aprovechando la oportunidad política de los servidores públicos”.

La iniciativa de reforma pretende elevar a rango constitucional para que ningún funcionario público pueda nombrar, contratar o promover a personas con las que tenga relación o parentesco consanguíneo, es decir, hermanos, padres, conyugue, tíos, primos y que por razones de su adscripción o encargo dependan jerárquicamente de la Unidad Administrativa de la que es titular.

Corresponderá a la comisión de Puntos Constitucionales elaborar el dictamen correspondiente.