Discriminación e impunidad fomentan violencia contra la mujer: Mary Carmen Bernal

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El temor a represalias llevan a no denunciar casos de violencia: Bernal Martínez

El temor a represalias llevan a no denunciar casos de violencia: Bernal Martínez

La falta de igualdad en oportunidades de trabajo y salarios dignos siguen siendo comunes en México, aseguró la diputada federal del PT

Ciudad de México, 26 de noviembre de 2018.- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la diputada del Partido del Trabajo, Mary Carmen Bernal Martínez, denunció que, actualmente los factores que más fomentan la violencia de género son la impunidad y la discriminación.

“Sabemos que existe este tipo de violencia; sin embargo, las cifras que actualmente se tienen son superadas por la realidad. El temor a las represalias son lo que llevan a las mujeres, a niñas y adolescentes a no denunciar dichas agresiones”, aseveró la legisladora.

Destacó que no puede normalizarse ningún tipo de violencia y las autoridades deben deslindar responsabilidades a quienes hayan cometido delitos contra las mujeres.

“No puede normalizarse, ni justificarse ninguna práctica que implique denigrar física, sexual, emocional y psicológicamente a la mujer. Aquellos que las han agredido no pueden quedar impunes. Las autoridades deben hacer respetar la ley y castigar severamente a los responsables. Si no lo hacen, se convierten en cómplices”, reclamó.

Condenó que en México no haya igualdad en oportunidades de trabajo, ni salarios dignos, ya que a los hombres se les sigue pagando más por las mismas labores que llevan a cabo las mujeres.

“La mujer en México es vulnerable, no nada más por ser mujer, sino también por la falta de oportunidades para trabajar y en salarios más justos respecto a los hombres”, remarcó.

Recalcó que se debe poner especial atención a niñas, adultas mayores, indígenas, mujeres y niñas que viven con VIH o alguna discapacidad, migrantes, lesbianas, bisexuales o refugiadas, ya que son las que están más vulnerables a cualquier ataque o agresión.