Evitar gobiernos obesos, reto en Michoacán: Octavio Ocampo

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Michoacán entre los seis estados con menos funcionarios públicos en el país: Octavio Ocampo

Michoacán entre los seis estados con menos funcionarios públicos en el país: Octavio Ocampo

El diputado del PRD recordó que uno de los mayores problemas para las haciendas públicas es el pago correspondiente a servicios personales, es decir todos aquellos recursos que se destinan para sueldos de los servidores públicos

Morelia, Michoacán, 05 de noviembre de 2018.- Michoacán debe evitar tener gobiernos obesos y mantener la tendencia que tiene en el ámbito nacional ubicado como uno de los seis estados con menor número de servidores públicos, apuntó el diputado Octavio Ocampo Córdova, integrante de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

El diputado local por el Distrito de Huetamo, recordó que uno de los mayores problemas para las haciendas públicas es el pago correspondiente a servicios personales, es decir todos aquellos recursos que se destinan para sueldos de los servidores públicos.

Refirió que Michoacán se ubica como la sexta entidad en el país con menor tasa de servidores públicos federales y estatales, con 134 por cada diez mil habitantes, lo que contrasta con Tabasco que se ubica como el estado con más funcionarios, 370 por cada diez mil habitantes.

Octavio Ocampo consideró “tenemos que trabajar en Michoacán para que esa tendencia que tenemos en lo estatal aterrice también en las administraciones municipales, apostando por la eficiencia y no por la cantidad”.

Con base a los datos del INEGI, el legislador de extracción perredista señaló que en el país existen 4.2 millones de servidores públicos en la administración pública de los que el 39% corresponden al Gobierno Federal y el 61% a los gobiernos estatales.

“La eficiencia en la labor pública no sólo es un tema de estrategia para el éxito en la tarea gubernamental, sino una obligación para la optimización en el uso de los recursos públicos, lo que nos obliga como autoridad y representantes populares a hacer más con menos”.