Exige Iris Vianey Mendoza crear Registro Federal de Deudores Alimentarios

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Iris Mendoza destaca que, dichas obligaciones internacionales que ha firmado México además de lo establecido en la Carta Magna, contrastan de manera negativa con la realidad que prevalece en el país

Iris Mendoza destaca que, dichas obligaciones internacionales que ha firmado México además de lo establecido en la Carta Magna, contrastan de manera negativa con la realidad que prevalece en el país

La senadora del PRD por Michoacán propuso una serie de reformas para, además, poner como requisito para aspirantes a cargo de elección popular de no ser deudor alimentario moroso

Ciudad de México, 12 de abril de 2018.- La Senadora de la República Iris Vianey Mendoza, presentó una iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la ley general de los derechos de niñas, niños y adolescentes, del código civil federal y de la ley general de instituciones y procedimientos electorales; cabe resaltar que dicha iniciativa recibió un gran respaldo después de un amplio consenso con lgisladores de todos los grupo parlamentarios.

La legisladora michoacana argumentó, que a nivel internacional, el Estado Mexicano ha adquirido una serie de compromisos en lo referente a los derechos de la niñez. Recordó que la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales en sus artículos 25 y 11, respectivamente, reconocen al derecho a alimentos como un derecho fundamental.

“La Convención de los Derechos del Niño, es enfática en establecer que respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres o, en su caso, de los miembros de la familia ampliada o de la comunidad, según establezca la costumbre local, de los tutores u otras personas encargadas legalmente del niño de impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en esta Convención Internacional como lo es el derecho a la alimentación, la salud y la educación por mencionar solo algunos”, resaltó Mendoza Mendoza.

Iris Mendoza destaca que, dichas obligaciones internacionales que ha firmado México además de lo establecido en la Carta Magna, contrastan de manera negativa con la realidad que prevalece en el país, pues de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México, el 67.5% de madres solteras no reciben pensión alimenticia; 3 de cada 4 hijos de padres separados no reciben pensión alimenticia; en el 91% de los casos los acreedores son los hijos; mientras que en 8.1% son esposa e hijos y esto ocurre en ocasiones por que la parte obligada, miente en cuanto a su percepción con tal de no cumplir, cambia de empleo y no da aviso o se coloca en estado de insolvencia de forma intencional.

“Por otro lado a la luz de la profunda crisis de valores que existe en la sociedad y en el sistema político del país y en vísperas de la coyuntura electoral y de los procesos de elección que vendrán posterior, es menester, establecer que para quienes pretenden registrarse como candidatos en un proceso electoral, se les obligue o sea parte de los requisitos, el no tener adeudos por concepto de pensión alimenticia. Esto se establecerá en la Ley General De Instituciones Y Procedimientos Electorales”, puntualizó la también presidenta de la Comisión de Desarrollo Social del senado.

Para concluir dejó claro, que lo anterior resulta pertinente y adecuado para impulsar un cambio en los patrones culturales de la población, a través del fomento de una cultura de respeto a los Derechos Humanos, así como de responsabilidad del ejercicio de la sexualidad y el cumplimiento de las obligaciones económicas respecto a los miembros de la familia, evitando así incurrir en conductas que puedan constituirse como causas de pérdida, suspensión o limitación de los Derechos de Familia, esto, empezando por quienes son los representantes de la sociedad en la toma de decisiones y en la vida política.