Exige MC a Alfonso Martínez sacar sus manos de los recursos públicos

Paredes Andrade remarcó que Alfonso Martínez y su pandilla de candidatos independientes a diputados locales son sólo independientes de los partidos, pero no son ajenos al manejo de recursos públicos

Paredes Andrade remarcó que Alfonso Martínez y su pandilla de candidatos independientes a diputados locales son sólo independientes de los partidos, pero no son ajenos al manejo de recursos públicos

Parte de su equipo de campaña, y que también acompaña y ayuda a su “pandilla de independientes” para diputados locales, viene de la administración municipal, y esto tiene que pararse, señaló el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Javier Paredes

Morelia, Michoacán, 18 de mayo de 2018.- Alfonso Martínez Alcázar debe dejar de usar los recursos de la Administración Pública de Morelia en su búsqueda por perpetuarse en el cargo al buscar la reelección, remarcó Javier Paredes Andrade, Coordinador de la Comisión Operativa Estatal de Movimiento Ciudadano.

Parte de su equipo de campaña, y que también acompaña y ayuda a su “pandilla de independientes” para diputados locales, viene de la administración municipal, y esto tiene que pararse.

Sin contar que sigue teniendo el control sobre las decisiones que se toman en el Ayuntamiento de Morelia, y con ello también las decisiones que se toman en cuanto a la administración de los recursos que son de todos los morelianos, remarcó el dirigente.

Javier Paredes Andrade remarcó que Alfonso Martínez y su pandilla de candidatos independientes a diputados locales son sólo independientes de los partidos, pero no son ajenos al manejo de recursos públicos.

Tres de los candidatos a diputados locales que le acompañan en su proyecto vienen de la administración pública actual, y por tanto tienen una injerencia directa y ejercen influencia sobre el manejo de los recursos públicos del Ayuntamiento de la capital del estado.

De esta forma, Javier Paredes Andrade remarcó que es urgente que Alfonso Martínez deje de meter las manos a la administración municipal, para dejar de usar los recursos tanto económicos como humanos a favor de su campaña electoral con la que busca perpetuarse al frente del gobierno local para seguir haciendo negocios personales.