Política

No acusé al gobierno de Peña Nieto: Felipe Calderón

El ex mandatario federal señaló que sus palabras fueron descontextualizadas y parece que esa situación se imputa de manera particular al gobierno de Peña Nieto
El ex mandatario federal señaló que sus palabras fueron descontextualizadas y parece que esa situación se imputa de manera particular al gobierno de Peña Nieto

Respecto a la interpretación que algunos medios hicieron de sus declaraciones en el sentido de que grupos criminales se están apoderando de las instituciones, el ex presidente de México precisó que éstas no implicaban una acusación directa, como se presumió

México, D.F., 27 de noviembre de 2013.- El ex presidente Felipe Calderón aclaró que su señalamiento de que los grupos criminales se están apoderando de las instituciones no implica una acusación directa al gobierno de Enrique Peña Nieto.

En una carta remitida a MILENIO, que presentó esa información en su primera plana del lunes, el panista sostuvo que en la entrevista con el diario Color ABC de Paraguay señaló que el avance de los criminales se dio en la última década.

Sin embargo, precisó que sus palabras fueron descontextualizadas y parece que esa situación se imputa de manera particular al gobierno de Peña Nieto.

Se trata de «una explicación del proceso que ha vivido México desde la última década», señaló Calderón. «Sin embargo, la transcripción fuera de contexto de alguna expresión ha hecho leer a quienes siempre buscan alguna suspicacia, que hacía yo alguna imputación al actual gobierno, lo que no es el caso».

En la entrevista con el diario paraguayo, el ex mandatario sostuvo que las organizaciones criminales «han adquirido tal grado de sofisticación que se están apoderando de las instituciones».

En esa ocasión dijo también que los grupos criminales «acabaron con la seguridad, y con su poder sobre la policía, extorsionan, secuestran empresarios, exigen cuotas a las tiendas de la esquina, cobran protección a comerciantes, ganaderos y matan periodistas».

En tanto, en su aclaración sostuvo que a su llegada a Los Pinos encontró que los grupos criminales, que en su origen se dedicaban al tráfico de drogas, «se estaban pasando a otras actividades ilícitas, por ejemplo, secuestrar, extorsionar, establecer cuotas de protección, prácticamente esquilmando a la sociedad».

«No se podía evadir más: de no haberle puesto un alto a la situación se habría llevado a México a una situación en que los criminales, no los mexicanos, serían los que mandaran en algunas ciudades y quizá en gobiernos de mayor rango.»

Calderón dijo que en la entrevista explicó que el origen de la violencia, más que la acción del gobierno, «es la terrible disputa por el control del territorio que las nuevas actividades de los criminales necesitan».

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: