Plantea Adriana Campos proceso de adopción ágil, seguro y transparente

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Campos Huirache afirmó que la familia constituye el ámbito primordial para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes y el ejercicio de sus derechos

Campos Huirache afirmó que la familia constituye el ámbito primordial para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes y el ejercicio de sus derechos

La diputada del PRI impulsa una iniciativa de reformas diversas disposiciones de la Ley de Adopción del Estado de Michoacán; busca actualizar las reglas y parámetros mínimas relativas a la adopción y la colocación de niñas, niños y adolescentes en hogares familiares

Morelia, Michoacán, 20 de junio de 2017.- Con particular referencia a la protección de los niños, la diputada Adriana Campos Huirache, mediante iniciativa, busca actualizar las reglas y parámetros mínimas relativas a la adopción y la colocación de niñas, niños y adolescentes en hogares familiares.

Mediante reformas a la Ley de Adopción en el Estado, la legisladora por el distrito 5 de Jacona, destaca que se pretende garantizar que el interés superior del menor sea la consideración primordial y se prevean las garantías necesarias para asegurar que la adopción dé certeza sobre la seguridad jurídica de los menores, en un proceso simple, ágil, expedito, seguro y transparente, al tiempo de vigilar que todos sus actos cumplan con los requisitos de naturaleza técnica y jurídica correspondiente.

La diputada priísta asegura que actualmente, la situación de vulnerabilidad que enfrenta la niñez en nuestro país es uno de los grandes temas que se debaten en la agenda pública, fundamentalmente por dos razones: la primera, por considerar que las niñas, niños y adolescentes forman parte de un grupo que, por estar en proceso de formación y desarrollo, mantienen una relación de dependencia directa con otras personas; y la segunda, que esta frecuente trasgresión es poco visible en relación con otros grupos de la población, lo que difícilmente la hace denunciable.

Por ello, dijo Campos Huirache, la reforma vela porque la adopción del niño sea autorizada atendiendo e interpretando de manera sistemática y funcional la normatividad establecida en la Constitución General de la República, los tratados internacionales en la materia y en los que México forma parte y, de las recién aprobadas leyes, tanto general como estatal, de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Finalmente, puntualiza Adriana Campos Huirache que la familia constituye el ámbito primordial para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes y el ejercicio de sus derechos, por ello, debemos apoyar y fortalecer a la familia, justamente a través de concebir y concretar las diversas medidas que ésta requiera para el mejor cumplimiento de su función. “Es el momento preciso para reafirmar que la nobleza de la institución de la adopción se centra en la niñez y sus aspiraciones y sueño”, aseguró.