Que el presidente rinda cuentas ante Congreso de la Unión: Lupillo Aguilera

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El Congreso mexicano debe evolucionar para configurarse como uno de los poderes esenciales de un sistema presidencial con características e instrumentos parlamentarios: José Guadalupe Aguilera

El Congreso mexicano debe evolucionar para configurarse como uno de los poderes esenciales de un sistema presidencial con características e instrumentos parlamentarios: José Guadalupe Aguilera

El diputado federal del PRD presentó una iniciativa de reforma al artículo 69 de la Constitución para en la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año, el mandatario acuda al pleno del Congreso de la Unión a dar un mensaje político y a entregar por escrito el informe de gobierno

Ciudad de México, 27 de septiembre de 2018.- A fin de fortalecer la relación entre poderes y restablecer la obligación del titular del Presidente de la República de rendir personalmente el informe de gobierno ante el Congreso de la Unión, el diputado federal del PRD, José Guadalupe Aguilera Rojas, propuso reformar el artículo 69 la Constitución Política.

El diputado federal por el Distrito de Pátzcuaro al hacer uso de la tribuna explicó que su iniciativa propone modificar el primer párrafo del artículo 69 de la Carta Magna y adicionar un segundo párrafo al mismo artículo a efecto que en la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año, el mandatario acuda al pleno del Congreso de la Unión a dar un mensaje político y a entregar por escrito el informe de gobierno.

Además, que en fecha posterior acuda a la Cámara de Diputados a exponer lo fundamental de su informe y sostener un intercambio de opiniones con la representación nacional. Una vez concluido este acto, iniciará la glosa y el análisis del informe conforme a los artículos 69 y 93 de esta Constitución, explicó el legislador por el estado de Michoacán.

Recordó que en 2008 se hizo la reforma al artículo 69 para eliminar la asistencia del Presidente a la apertura del primer periodo de sesiones del Congreso.

Sostuvo que este cambio es necesario revertirlo ante el “evidente deterioro de las relaciones entre el Ejecutivo y Legislativo, ya que ello contribuye a una falta de comunicación y alejamiento de estos dos poderes en detrimento del quehacer público”.

Indicó que la no obligación del titular del Ejecutivo para presentar personalmente su informe sobre el estado que guarda la nación, “ha generado más perjuicios que beneficios, pues no solo ha marcado una mayor distancia entre estos dos poderes, sino que además ha obstaculizado la colaboración entre los mismos y ha limitado el diálogo”, lo que tensa una relación que debiera ser respetuosa y de entendimiento.

El Congreso mexicano debe evolucionar para configurarse como uno de los poderes esenciales de un sistema presidencial con características e instrumentos parlamentarios, en donde el diálogo entre poderes, la rendición de cuentas del Ejecutivo al Legislativo y la fiscalización de las tareas y del uso de los recursos públicos del Ejecutivo, deben fortalecerse”, añadió.

Aguilera Rojas subrayó que la asistencia del Presidente ante el Congreso de la Unión, “más que un acto protocolario es una forma que puede contribuir a reanudar la relación respetuosa entre estos dos poderes… y a elevar el nivel del discurso político”.

Es indispensable por el bien del país, “restablecer un mecanismo de control político que además de exigir capacidad, eficiencia y responsabilidad a quienes se les encomienda el gobierno de nuestro país, provean de los instrumentos legales para producir los cambios necesarios, señaló.