Renuncia Humberto Sánchez Melena a 45 años de militancia en el PRI

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Sánchez Melena recordó que en los últimos años se ha dedicado a la consultoría política y desde hace 7 años su empresa se encuentra certificada ante organismos internacionales

Sánchez Melena recordó que en los últimos años se ha dedicado a la consultoría política y desde hace 7 años su empresa se encuentra certificada ante organismos internacionales (FOTO: SEBASTIÁN ORTEGA)

El ex operador y ahora consultor político, argumentó que lo hace por motivos éticos y profesionales; que se va en paz y sin deberle nada a nadie, para quedar libre de contratarse con cualquier cliente independientemente de partidos políticos

Morelia, Michoacán, 17 de abril de 2018.- Humberto Sánchez Melena hizo pública hoy su renuncia a 45 años de militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), misma que presentó ayer en la sede del Comité Directivo Estatal.

En rueda de prensa, el ex operador político y ahora consultor político señaló que lo hace por motivos éticos y profesionales; que se va en paz, con la consciencia tranquila y sin deberle nada a nadie, pero además, sin exigirle nada al partido.

Sánchez Melena recordó que en los últimos años se ha dedicado a la consultoría política y desde hace 7 años su empresa se encuentra certificada ante organismos internacionales.

Por ello su renuncia obedece a mantener la puerta abierta para trabajar con quienes soliciten sus servicios, independientemente de partidos políticos.

Sánchez Melena reconoció que todos los partidos políticos viven una crisis de credibilidad, pero indicó que pese a lo bueno que fue en su momento aprobar las candidaturas independientes, en la práctica los que las han encabezado han cometido los mismos errores humanos han fallado, al grado de que en Morelia y Nuevo León los indicadores sociales están peor ahora que cuando gobernaban los partidos políticos.

En cuanto al PRI, manifestó que lo ve fraccionado, dividido y cooptado por las imposiciones y el agandalle, por lo cual le auguró escasas posibilidades de triunfo, tanto en las elecciones presidenciales como en las locales de Morelia y Michoacán.