DestacadasPolítica

SFP compró pruebas COVID a sobreprecio y a empresa sin empleados fijos

La dependencia, que dirigió hasta el lunes Irma Eréndira Sandoval, compró 90 kits de pruebas de detección de Covid-19 a un precio tres veces mayor de lo que cotizaron el el IMSS y otras dependencias federales

Ciudad de México, 23 de junio de 2021.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) compró 90 kits de pruebas de detección de Covid-19 a un precio tres veces mayor de lo que cotizaron el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y otras dependencias federales por pruebas con características idénticas, además de adquirirlas a una empresa que no tiene empleados fijos.

La dependencia, que dirigió hasta el lunes Irma Eréndira Sandoval, firmó en diciembre de 2020 un contrato para comprar cada kit con 25 pruebas de detección de Covid en 13 mil 485 pesos (IVA incluido) a la empresa Grupo Val Integra SA de CV, de acuerdo con un reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Sin embargo, los estudios de mercado que realizó en ese mismo mes y en enero del 2021 la coordinación de control de abasto el IMSS indican que otros proveedores como Productos Roche, Abalat y Fármacos Dinsa vendían un kit similar entre 3 mil 100 y 3 mil 250 pesos, es decir, casi tres veces menos que lo que le costó a la SFP.

A esta compra se añadió otros seis kits de pruebas de detección de Covid-19 con características diferentes por las que se pagó un total de 86 mil 130 pesos (IVA incluido). Esto significa que la SFP compró 96 kits por un total de un millón 299 mil 780 pesos.

Víctor Omar Pérez, socio y administrador de Grupo Val Integra, reconoció ante MCCI que la diferencia de precios se debió a que esta empresa ofreció el servicio de toma de muestras de Covid en las instalaciones de la SFP. El mismo argumento lo dio un vocero de la dependencia federal.

Grupo Val Integra SA de CV, empresa a la que contrató la SFP para adquirir las pruebas de Covid, fue constituida el 9 de diciembre del 2015 para la comercialización de todo tipo de productos. Los tres socios son menores de 30 años y viven en los municipios de Naucalpan, Cuautitlán y Ecatepec, en el Estado de México.

El reportaje señala que en el contrato de compra de pruebas de Covid se incluyó una referencia de la SFP acerca de que su proveedor carece de empleados. “El administrador de la empresa aceptó que no tiene empleados y que contrata gente cada vez que obtiene un contrato”, añadió la SFP.

La empresa mencionada no tenía antecedentes de contratos con el gobierno federal. De hecho, se incluyó en la lista proveedores de la SFP apenas dos meses antes de realizar esta compra de pruebas de Covid, es decir, en octubre del 2020.

El domicilio legal de la empresa está en la calle Naranjo, colonia Las Huertas, segunda sección, una zona popular de Naucalpan, Estado de México. MCCI reportó que la dirección proporcionada corresponde a una construcción cuyo primer piso tiene una tienda de abarrotes, mientras que en el segundo piso aparenta ser un conjunto de habitaciones.

“Se le preguntó al administrador cómo es que obtuvo el contrato, si carecía de experiencia como proveedor del sector público, y respondió: ‘Son oportunidades que nos vamos encontrando en el camino’”, se lee en la publicación.

Da clic aquí para leer el reportaje de MCCI. (CON INFORMACIÓN DE: MCCI y LATINUS).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: