Siguen sin atenderse las causas de la violencia en Michoacán: MC

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Paredes Andrade hizo énfasis en que estos factores han sido descuidados desde el diseño e implementación de las políticas públicas

Paredes Andrade hizo énfasis en que estos factores han sido descuidados desde el diseño e implementación de las políticas públicas

Si bien es cierto que la inseguridad y la violencia es un problema que se ha heredado de una administración a otra, y que ha prevalecido de manera histórica, siendo un problema muy arraigado en algunas regiones del estado, también es cierto que la estrategia de seguridad se ha quedado corta, aseveró el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Javier Paredes

 –

Morelia, Michoacán , 06 de marzo de 2018.- La persistencia de la violencia y la criminalidad en la entidad deja claro que este sigue siendo un problema que no sólo exige atención, sino también la revisión a fondo de la estrategia que se implementa, remarcó Javier Paredes Andrade, Coordinador de la Comisión Operativa Estatal de Movimiento Ciudadano.

La seguridad no se garantiza sólo con mayor presencia policial en las calles, ni con más armamento que, aunque es importante, no se puede descuidar ni olvidar atender las causas que dan origen a la violencia y a la delincuencia como son la pobreza, la marginación, la desigualdad y la falta de empleo.

En este sentido Paredes Andrade hizo énfasis en que estos factores han sido descuidados desde el diseño e implementación de las políticas públicas, dado que no se ha desarrollado una estrategia clara que atienda de raíz este problema que afecta a los michoacanos.

La inseguridad y la violencia tampoco se solucionan con declaraciones, ni con posturas mediáticas que pretendan disminuir lo que está sucediendo, indicó y agregó que la ola de criminalidad la padecen todos los días los michoacanos, siendo un aspecto que no sólo preocupa a quienes radican en cada una de las regiones del estado, sino que afectan también el pleno desarrollo y la confianza de la sociedad.

Si bien es cierto que la inseguridad y la violencia es un problema que se ha heredado de una administración a otra, y que ha prevalecido de manera histórica, siendo un problema muy arraigado en algunas regiones del estado, también es cierto que la estrategia de seguridad se ha quedado corta para las exigencias de un estado tan generoso como lo es Michoacán, apuntó el coordinador estatal.

Por eso es necesaria no sólo la revisión de la estrategia, sino también que haya un rediseño de las políticas públicas que atiendan de fondo los factores que alientan la persistencia de la criminalidad, remarcó.