Sucesos

Alberto y Cristina, derrotados en Argentina; no controlarán el Congreso

Entre los primeros números divulgados se confirma que en la provincia de Santa Cruz “cuna del kirchnerismo” triunfó Juntos por el Cambio

Buenos Aires, Argentina, 15 de noviembre de 2021.- El oficialista Frente de Todos (FDT) fue derrotado por la coa­lición opositora Juntos por el Cambio (JxC) en casi todo el país, aunque en la provincia de Buenos Aires, distrito de rele­vancia porque allí se asienta el 39% del padrón electoral, la diferencia entre los candi­datos opositores y los oficia­listas es de 1,5% a favor de los primeros, lo que impide –en ese distrito– ser categóricos en cuanto a la emergencia de las urnas, hasta el cierre de la presente edición. El anuncio fue realizado por el minis­tro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien soli­citó “mucha prudencia” en la lectura e interpretación de los datos “del escrutinio proviso­rio” porque, en algunas pro­vincias “las diferencias son mínimas”.

Entre los primeros números divulgados se confirma que en la provincia de Santa Cruz –cuna del kirchnerismo– triunfó Juntos por el Cambio. Asimismo, la derrota al oficia­lismo lo alcanzó en La Pampa, Chubut, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, lo que hace que el peronismo, por primera vez en 38 años, pierde la mayoría en el Senado de la Nación que pre­side la vicepresidenta Cristina Fernández que, poco después de las 19:15 de ayer domingo, informó a través de su cuenta de Twitter que “no” concurri­ría al centro de cómputos del Frente de Todos.

Con los primeros reportes oficiales sobre el recuento de votos, claramente, el pre­sidente Alberto Fernández y su segunda en el poder, la ya mencionada Cristina F., fue­ron nuevamente derrotados como lo fueron el pasado 12 de setiembre, cuando se desa­rrollaron las elecciones pri­marias abiertas simultaneas y obligatorias (PASO) que mar­caron el declive del gobierno en la consideración popular.

MÚLTIPLES INTERROGANTES

La evaluación de lo que viene o el amanecer del día siguiente, como se lo quiera llamar, abre múltiples interrogantes por cuanto a este gobierno debili­tado le quedan aún dos años de gestión gubernamental. Para explicar las dificultades, baste con consignar algunos indica­dores: altísima inflación (más del 50% anual); el precio del dólar norteamericano en el mercado informal o blue a 200 pesos por unidad; la pobreza en torno del 42%, y la indigen­cia cercana al 7%.

Claramente, el cuadro de la situación no es de sencilla resolución. Y mucho menos con un resultado electoral que provoca serias tensio­nes entre las dirigencias de las tres facciones internas del peronismo que constituyen la coalición FDT. De hecho, Alberto F., Cristina F. y Ser­gio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, ten­drán que dialogar extensa­mente entre ellos para refor­mular los acuerdos que les permitan relanzar el gobierno con otras apoyaturas.

En el Senado, que preside Cristina F., la situación no es mejor, ya que, por los resulta­dos electorales provinciales, el oficialismo –sin dejar de ser la primera minoría– pierde el quórum propio lo que obligará al bloque oficialista a dialogar con las oposiciones para con­seguir la aprobación de los pro­yectos de ley que envíe a con­sideración el Poder Ejecutivo.

PLANO INTERNO

Por su parte, en el plano interno del oficialismo, los que se autodenominan como “peronistas de Perón y Evita” o “peronistas republicanos procurarán cargar con esta nueva derrota a La Cám­pora, una línea interna que lidera el diputado Máximo Kirchner, hijo de la vicepre­sidenta. Tres fuentes pero­nistas de alta confiabilidad que exigen reserva sobre sus identidades, en la noche de ayer domingo, comenzaron a levantar sus dedos acusado­res sobre Cristina a la que res­ponsabilizan “porque nunca quiso hablar con nosotros”.

Otros consultados dijeron a este corresponsal con todas las letras y profunda convicción, que “esto recién comienza. A partir de mañana (por hoy, lunes) hay que barajar y dar de nuevo”. Así y todo, queda claro que, el resultado de esta elección de medio tiempo será seguida de un conteo voto a voto para que quede claro quien triunfó, quién perdió y de qué calibre son tanto la derrota de los derrotados como el triunfo de los triunfadores. (CON INFORMACIÓN DE LN)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: