Banco de México da la primera mala noticia a López Obrador

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En cuanto al empleo, el Banco Central redujo levemente su pronóstico para este año con un estimado de entre 670 y 770 mil nuevos trabajos registrados ante el IMSS, respecto a los 680 – 780 mil previstos anteriormente

En cuanto al empleo, el Banco Central redujo levemente su pronóstico para este año con un estimado de entre 670 y 770 mil nuevos trabajos registrados ante el IMSS, respecto a los 680 – 780 mil previstos anteriormente

El Banco Central recortó su pronóstico de crecimiento para el próximo año; estima que la economía crecerá en 2019 en un rango de entre 2 y 2.6%, respecto al pronóstico previo de entre 2 y 3 por ciento

Ciudad de México, 30 de agosto de 2018.- El Banco de México acotó su pronóstico de crecimiento para 2018 y recortó su pronóstico para 2019, que será el primer año de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El Banco Central estima que la economía crecerá en 2019 en un rango de entre 2 y 2.6 por ciento, respecto al pronóstico previo de entre 2 y 3 por ciento.

Al presentar su informe trimestral de inflación, correspondiente al periodo abril-junio, el Instituto Central previó para 2019 un avance de entre 1.8 y 2.8 por ciento, un recorte respecto al 2.2 – 3.2 por ciento del informe previo.

“En el segundo trimestre de 2018, la actividad económica presentó una contracción, derivada de retrocesos en las actividades primarias y secundarias, así como de una pérdida de dinamismo de los servicios. Este comportamiento contrasta con la reactivación observada en los dos trimestres previos y fue resultado, en parte, de la reversión del dinamismo que había mostrado la inversión a finales de 2017 y principios de 2018, especialmente el rubro de gasto en construcción, así como de un debilitamiento de las exportaciones. En contraste, el consumo privado mantuvo una trayectoria positiva”, explicó.

En particular, el Banco señaló a la pérdida de dinamismo en la inversión con uno de los factores que ha golpeado a la economía mexicana.

Respecto a la inflación, el Banco señaló que los mayores incrementos a los anticipados en los precios de los energéticos provocarán que el indicador se retrase en converger en la meta de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

En la primera quincena de agosto la inflación a tasa anual fue de 4.8 por ciento.

“Se prevé que la inflación general se aproxime durante el resto del año y en 2019 hacia el objetivo de 3%, ubicándose durante el primer semestre de 2020 alrededor de dicho objetivo. La revisión al alza se explica por una mayor contribución esperada de los energéticos.”.

En cuanto al empleo, el Banco Central redujo levemente su pronóstico para este año con un estimado de entre 670 y 770 mil nuevos trabajos registrados ante el IMSS, respecto a los 680 – 780 mil previstos anteriormente.

Para 2019 estima una creación de entre 670 y 770 mil nuevos empleos, respecto al pronóstico de 690 – 790 mil.