Desabasto de combustibles afecta a por lo menos 10 estados del país

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Las versiones sobre la escasez de gasolina han crecido tanto como la demanda de ese insumo básico.

Las versiones sobre la escasez de gasolina han crecido tanto como la demanda de ese insumo básico (FOTO: CUARTOSCURO)

Pemex aseguró que “el suministro quedó completamente regularizado”, en estados como Michoacán, Puebla, Querétaro, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa y Zacatecas la falta de diésel y gasolina magna y premium es evidente. Además, se tienen reportes de que también hay desabasto de combustible en estados como Guanajuato, Tlaxcala y Chiapas

Ciudad de México, 22 de diciembre de 2016.- Cuando faltan sólo unos días para que el gobierno federal inicie la liberación del precio de gasolina en todo el país para permitir la libre competencia históricamente monopolizada por Petróleos Mexicanos (Pemex), al menos 10 estados sufren ya problemas de desabasto de combustible.

Aun cuando en un comunicado oficial Pemex anunció que “el suministro quedó completamente regularizado”, en estados como Michoacán, Puebla, Querétaro, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa y Zacatecas la falta de diésel y gasolina magna y premium es evidente. Además, se tienen reportes de que también hay desabasto de combustible en estados como Guanajuato, Tlaxcala y Chiapas.

De acuerdo con el dirigente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), Pablo Gonzalez Córdoba, la escasez de combustible reportada no sólo por usuarios, sino por los propios empresarios del ramo, se debe a fallas en el sistema de suministro de Pemex.

Esta versión fue confirmada por la propia paraestatal, en un comunicado, en el que explicó que la escasez de gasolina “se debió al cierre por mal clima del puerto de Tuxpan que impidió la descarga del combustible que arribó a la terminal”.

Pero las versiones sobre la escasez de gasolina han crecido tanto como la demanda de ese insumo básico.

Algunos apuntan a la posibilidad de que empresarios del ramo estén acaparando el combustible, ante el inminente aumento de precio que podría registrarse tras la liberación de los topes de venta.

Pero Pemex insiste en que la falta de gasolina se ha superado, y que esta situación “definitivamente” no se debió a falta de liquidez de la empresa.

Lo que sí es un hecho es que la petrolera dejó de cumplir con el suministro de combustible a muchas de las estaciones de servicio en todo el país, las que por norma oficial no cuentan más que con tres depósitos de almacenamiento de 100 mil litros cada uno, que no son suficientes para atender una escasez de más de una semana.

Aun cuando Pemex ha comenzado en forma paulatina con el suministro de combustible, el abasto no se ha generalizado en todas las estaciones de servicio.

De acuerdo a la dirigencia nacional de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, al menos el 15 por ciento de las gasolineras del país trabajan con inventarios de apenas el 10 por ciento de su capacidad.

Esa cifra no fue reconocida por Pemex, cuya versión oficial es que la escasez “afectó a menos del 1 por ciento de las estaciones de servicio”.

Reacciona la petrolera

Pemex aseguró que implementa diversas medidas para mantener el adecuado y oportuno abasto de gasolinas y diésel a lo largo de todo el país.

“Gracias a su extensa red de logística y distribución, Pemex suministra combustibles oportunamente a las cerca de 12 mil gasolineras en territorio nacional, permitiendo a los habitantes del país realizar sus actividades cotidianas”, detalló la empresa en un comunicado.

Pese a ello, no descarta problemas sucesivos en el suministro de combustible a las gasolineras, ello “por muy diversas razones como condiciones climatológicas o la suspensión del transporte por ducto a causa de tomas clandestinas”.

Esos problemas, detalló Pemex, se atienden a la brevedad, con acciones que “incluyen repartos nocturnos, el envío de producto desde otras terminales de almacenamiento y distribución cercanas y la recalendarización de suministros, dando prioridad a las gasolineras que presentan bajos inventarios”.

Sin embargo, aún no se podía regularizar el servicio de combustible en muchas de las gasolineras de las principales ciudades de Michoacán, Puebla, Querétaro, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa y Zacatecas, donde aun cuando no hubo cierre de estaciones de servicio, en muchas de ellas solo se ofertó uno de los tres combustibles, diésel, gasolina magna o gasolina premium.