México pagará el muro, reitera Donald Trump

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El Gobierno de México respondió que el país no va a pagar el muro y que ese es un tema que nunca ha estado en discusión

El Gobierno de México respondió que el país no va a pagar el muro y que ese es un tema que nunca ha estado en discusión

Un día después de haber alcanzado un acuerdo comercial entre México y Estados Unidos, el Presidente estadounidense Donald Trump volvió a repetir que su muro en la frontera sur será pagado por México.

Ciudad de México, 29 de agosto de 2018.- Un día después de haber alcanzado un acuerdo comercial entre México y Estados Unidos, el Presidente estadounidense Donald Trump volvió a repetir que su muro en la frontera sur será pagado por México.

“El muro será pagado muy fácilmente por México. En última instancia, será pagado por México”, expresó Trump en la Oficina Oval a pregunta expresa de los reporteros.

El Gobierno de México respondió que el país no va a pagar el muro y que ese es un tema que nunca ha estado en discusión.

“Con Estados Unidos hemos alcanzado un entendimiento comercial, y hoy hay perspectivas alentadoras para la relación entre ambos países. Lo que simplemente NUNCA va a suceder es que México pague por un muro. Eso nunca ha estado a discusión”, escribió este día el Canciller mexicano Luis Videgaray Caso en su cuenta de Twitter.

Las diferencias sobre el pago del muro han sido el mayor factor irritante en las relaciones entre Estados Unidos y México desde la llegada al poder de Trump, y el presidente Enrique Peña Nieto ha cancelado dos visitas previstas a Washington debido a roces relacionados con ese asunto.

En una conversación telefónica en febrero pasado, Peña Nieto pidió a Trump que dijera públicamente que México no financiaría el muro, algo a lo que el mandatario estadounidense se negó tajantemente.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de México, Enrique Peña Nieto, anunciaron ayer el pacto entre ambos países, dejando la puerta abierta a la incorporación de Canadá, tercer socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994.

El nuevo pacto incluye el sector automovilístico, uno de los puntos más discutidos, con el aumento del porcentaje de los componentes que deben proceder de Estados Unidos y México del actual 62.5 por ciento al 75 por ciento, y que el 40 por ciento de la producción sea hecha por trabajadores que cobren más de 16 dólares la hora.

Asimismo, esta versión actualizada del TLCAN, que incluye derechos de propiedad intelectual y regulaciones sobre el comercio digital, tendrá una vigencia de 16 años, con una revisión prevista cuando se cumplan los seis primeros años.

La Cámara de Comercio de California dijo entender los cambios innovadores que requiere el TLCAN, ya que la economía y los negocios han cambiado radicalmente desde que se implementó, pero recordó que hasta ahora benefició a industrias estadounidenses como la de la agricultura, la energética y la automotriz.

El TLCAN, cuya renegociación se extiende desde hace más de un año, engloba más de 1 billón de dólares anuales de intercambio.

EU ESPERA QUE CANADÁ SE SUME AL ACUERDO

El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aseguró hoy que no espera “muchos escollos” para que Canadá se incorpore al nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero que si no lo hace Estados Unidos “proseguirá” con un pacto bilateral con México.

“No espero que vaya a haber muchos escollos. El objetivo es intentar que Canadá se sume rápidamente”, afirmó Mnuchin en una entrevista en la cadena CNBC, un día después del anuncio del acuerdo comercial entre EU y México.

“Con suerte, se subirán al acuerdo, pero si no ocurre, proseguiremos con México”, indicó el Secretario del Tesoro.

Hoy está previsto que la Ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, que canceló una gira por Europa, retome en Washington las conversaciones con el representante de Comercio Exterior de EU, Robert Lighthizer.

Mnuchin recalcó que “los mercados canadienses y estadounidenses están muy interconectados” por lo que “es importante” para ambas partes sellar un pacto.

La meta es llegar a un acuerdo este viernes, para lo que también se ha quedado en la capital estadounidense la delegación del Gobierno mexicano que el lunes acordó el nuevo compromiso.