Triunfa el derecho a la vida en Argentina

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La campaña «Salvemos las dos vidas» ha logrado despertar la conciencia dormida de muchos argentinos que, sin ser proabortistas, no comprendían bien la naturaleza de lo que se decidía en las cámaras legislativas

La campaña «Salvemos las dos vidas» ha logrado despertar la conciencia dormida de muchos argentinos que, sin ser proabortistas, no comprendían bien la naturaleza de lo que se decidía en las cámaras legislativas

Tras más de 16 horas de debate, el Senado argentino rechazó la madrugada de este jueves el proyecto de ley sobre la legalización del aborto, mismo que por escasa diferencia había sido aprobado en junio en la Cámara de Diputados

Buenos Aires, Argentina, 09 de agosto de 2018.- Triunfó el derecho a la vida en Argentina. Tras más de 16 horas de debate, el Senado argentino rechazó la madrugada de este jueves el proyecto de ley sobre la legalización del aborto, mismo que por escasa diferencia había sido aprobado en junio en la Cámara de Diputados.

Un total de 38 senadores votaron en contra de la legalización del aborto en Argentina, mientras que 31 lo hicieron a favor y hubo 2 abstenciones. A diferencia de los diputados, donde sospechosos cambios en el sentido del voto de última hora dieron la victoria por muy estrecho margen a la postura proabortista.

La ley, que habría legalizado el aborto durante las primeras 14 semanas de gestación, queda desechada y no podrá presentarse otra de similar contenido hasta al menos dentro de un año, aunque todo hace pensar que no se volverá a presentar en todo lo que queda de Legislatura, porque recibiría el mismo rechazo por parte de los senadores.

SALVAN LAS DOS VIDAS

La victoria del no al aborto es sin duda fruto de la gran movilización social a favor de la vida que han llevado a cabo los cristianos argentinos, tanto católicos como evangélicos, con varias manifestaciones, jornadas de oración, etcétera.

La campaña «Salvemos las dos vidas» ha logrado despertar la conciencia dormida de muchos argentinos que, sin ser proabortistas, no comprendían bien la naturaleza de lo que se decidía en las cámaras legislativas.