Es mi opinión / ¿En cuál México vives?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora es licenciada en Economía por la UMSNH; consejera nacional y estatal del PAN; empresaria y ex funcionaria pública. Orgullosa madre de familia.

La autora es licenciada en Economía por la UMSNH; consejera nacional y estatal del PAN; empresaria y ex funcionaria pública. Orgullosa madre de familia.

El desarrollo municipal es una tarea pendiente en México. Resulta fácil hablar de los avances de cada uno, pero en conjunto, son aún abundantes las diferencias entre unos y otros. Basta comparar los programas sociales y obras públicas, por mencionar algunos

 –

Morelia, Michoacán, 22 de julio de 2015.- El desarrollo municipal es una tarea pendiente en México. Resulta fácil hablar de los avances de cada uno, pero en conjunto, son aún abundantes las diferencias entre unos y otros. Basta comparar los programas sociales y obras públicas, por mencionar algunos, para darnos cuenta que el tan sonado avance no ha llegado a todos los rincones de nuestro país.

Para algunos la innovación y el progreso en la estructura municipal, se celebra en aquellos ayuntamientos que tienen la fortuna de ser la capital del estado, y en algunos otros, si se tiene la suerte de ser puntos clave para la economía, ya sea por ser un centro productivo o un punto estratégico de distribución; sin embargo, existen muchos más, algunos situados a las orillas de cada demarcación, que no reciben tantos apoyos, que no son visitados por sus gobernantes y que tienen que rascarse con sus propios recursos, presentando rezago y desconocimiento de las herramientas que les permitan superarlo.

Los recursos que llegan a las administraciones municipales son limitados y comúnmente están destinados a las necesidades más básicas, tales como educación, salud, alimentación y transporte, mientras que otra parte, es designada a la deuda pública, siendo así poco lo que realmente puede ser destinado a nuevas obras y políticas para incentivar el progreso a nivel regional.

La desigualdad entre municipios es evidente y cabe aclarar que esto, no es sólo la mera percepción de los que ahí viven, que dicho sea de paso, son los que en realidad padecen la falta de una buena inversión en los recursos públicos. En 2012, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), a través del Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, indicó que los 10 municipios más pobres se encuentran en Chiapas, Oaxaca y Veracruz, mientras que los de mayor desarrollo humano se encuentran en el Distrito Federal, Nuevo León y el Estado de México.

En la lista, la comparación del porcentaje de carencias entre la población mexicana, es prácticamente increíble y verdaderamente lamentable. En este índice, el primer lugar es ocupado por el municipio de San Juan Tepeuxila, Oaxaca con 97.4 por ciento de pobreza, contrario al de la delegación Miguel Hidalgo en la Ciudad de México con 8.7 por ciento.

Estas cifras resultan una prueba más del México de los contrastes y de la fallida ejecución de instrumentos y acciones que fueron creadas sin un análisis previo de cada comunidad, municipio o ciudad. Es urgente que el desarrollo regional comience a valorarse como lo que es, la base del crecimiento total del país. Los avances no deben ser casos aislados, debe ponerse especial énfasis en detonar y favorecer el progreso municipal para reflejarlo a nivel nacional. Es mi opinión…