DeportesDestacadas

Argentina sufre de más, pero supera a Australia

'Empieza' el Mundial para Argentina. Y eso que terminó sufriendo, con un 'Dibu' colosal en la última jugada. El Mundial 'será' ya ante Países Bajos.

Doha, Qatar, 03 de diciembre de 2022.- Superada la lógica, ‘empieza’ el Mundial para Argentina. Y eso que terminó sufriendo, con un ‘Dibu’ colosal en la última jugada. El Mundial ‘será’ ya ante Holanda (o Países Bajos). 

No es que hasta ahora haya sido fácil para la Albiceleste -esto es un Mundial y no existe esa palabra-, pero es evidente que ni los saudíes (quitando 20 cruciales minutos en la segunda parte) ni mexicanos, polacos ni australianos (salvo arreones finales) han sido selecciones que le hayan atacado, lo cual, a veces, es más difícil de contrarrestar.

Ojo, que no es fácil. Que en el fútbol de hoy en día es más complicado construir que destruir, y Argentina, con un juego siempre constructivo, está intentando avanzar con un fútbol asociativo. Con el que les convenía. 

Con paciencia, pero todos sabemos que Holanda, con ese 1-3-4-3 de Louis Van Gaal será otra cosa. Le atacará. Empezará ‘otro’ Mundial, el verdadero, para la Albiceleste, candidata como quien más a ganar el torneo.

Cada partido que juega, Leo bate un registro. Hoy, en el partido número 1.000 de su carrera, superó a Diego Maradona en número de goles en Mundiales.

Leo ya tiene nueve por los ocho del ‘Diez’, si bien éste lo logró en una Copa del Mundo menos (cuatro, por cinco de Messi). 

Eso sí, el rosarino tiene aún tres partidos (cuartos y una posibles semis y final) para igualar los 10 tantos mundialistas de Gabriel Omar Batistuta.(en 94, 98 y 2002).

Leo rompe un molde

Algunos quedaban que aún criticaban al ‘dios’ argentino. Decían que en sus anteriores ocho partidos en eliminatoria directa de sus cuatro Mundiales, nunca había marcado. Es verdad que el primero llegó en este noveno encuentro en su quinto Mundial. Es un dato. 

Pero a Leo nunca se le puede ‘enfadar’. Y las estadísticas le habían ‘enfadado’. Un registro más que estaba enquistado. Es, además, su gol número 94 con la Selección. Camino de los 100.

Julián Álvarez. Probó en Boca, pasó por la cantera del Real Madrid… y lo acogió River Plate. Aún es suplente en el City, como empezó en este Mundial argentino. 

Pero Scaloni ya lo tiene en su radar, fijo como ‘9’ del equipo, aunque tirado a la derecha. Julián lleva dos tantos (Polonia y hoy) y está sólo por detrás de los tres que lleva Leo, que empata en el máximo goleador del torneo con otros ‘players’. 

Julián, por cierto, fue ovacionado cuando le cambiaron en el 72′ por Lautaro. Álvarez ya es el titular del puesto.

Lisandro Martínez, el central del United, jugó en tres posiciones distintas en el partido. 

La primera, en el banquillo, pues fue suplente. La segunda, cuando se retiró ‘Papu’ Gómez, de lateral izquierdo, subiendo Acuña un escalón. Y la tercera, y más decisiva, de central, cuando Scaloni, para prevenir centros aéreos, jugó con línea de cinco. 

Ahí salvó el 2-2 en una jugada maradoniana del australiano Behich, el lateral izquierdo, que salvó Lisandro cuando ya se cantaba el increíble empate. Increíble, porque Australia, incluido el gol en (casi) propia puerta del ‘Cuti’ no había atacado prácticamente nada. 

Pero esto es un Mundial, señores. Nada es fácil. Ni siquiera Australia, ¿verdad ‘Dibu’? (CON INFORMACIÓN DE: MARCA).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: