DestacadasEditoriales

Contrainforme de gobierno Morelia 2020 (Por: Rubén Alcántar)

La realidad es que en Morelia las cosas no se han hecho bien, la supuesta austeridad y honestidad que prometió el presidente Morón no ha traído resultados positivos

Morelia, Michoacán, 14 de agosto de 2020.- El día de mañana sábado 15 de agosto el presidente de nuestra ciudad, Raúl Morón Orozco, estará presentando lo que será su segundo informe de gobierno; en medio de una pandemia global y una severa crisis económica, de las cuales nuestra ciudad y nuestro país no han quedado exentos.

Los resultados del edil moreliano francamente podemos decir que ya los esperamos, sabemos casi con exactitud que saldrá a anunciar el montón de obras que ha venido presentando en las últimas semanas a plazos forzados; sus re encarpetados de dudosa calidad y sus pavimentaciones de igual desconocida duración.

La realidad es que los resultados de ya prácticamente dos años de ejercicio son apenas palpables, por no mencionar que inexistentes, claro cuando de resultados positivos se habla, dado que si a lo negativo nos vamos el tema si da bastante tela de donde cortar.

La seguridad era una de las principales asignaturas que quedaban pendientes de la anterior administración cuando Morón Orozco tomaba posesión del municipio, para nada es un secreto la escalada de la inseguridad en nuestra ciudad, desafortunadamente las cifras lejos de ayudar o alentar, únicamente desaniman e incluso asustan.

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre el primer semestre de 2019 y el primer trimestre de 2020, las denuncias con mayor crecimiento fueron: Los Delitos que Atentan contra la Vida y la Integridad Corporal (+900%), Hostigamiento Sexual (+375%), Violación Equiparada (+300%), Corrupción de Menores (+300%) y Narcomenudeo (+249%).

Y esta no es la peor parte, de acuerdo a la misma fuente, en los primeros dos años de gobierno (2018-19 y 2019-20) de la actual administración, los homicidios dolosos aumentaron en poco más de 100%, es decir más del doble de la cifra registrada en el mismo periodo en la anterior administración (2015-16 y 2016-17), preocupando bastante lo violenta que se ha vuelto nuestra ciudad capital. Quizá el argumento por parte de la alcaldía muy seguramente vaya a ser que en el segundo trimestre de este año ciertos delitos han bajado su incidencia, sin embargo esto para nada es un parámetro, dado que, al ser de los denominados “Delitos del fuero común” resulta que con el confinamiento, al estar todos en casa, era más que evidente que la incidencia de estos tendería a la baja, no fue un tema de acciones, sino de coyuntura.

Otra cifra también bastante preocupante y lastimosamente negativa corresponde al rubro económico, en el cual la Inversión Extranjera Directa ha venido en caída libre desde que llego Raúl Morón, esta cifra es bastante importante porque implica empleos en nuestra ciudad; es decir, para el año 2018 esta cifra alcanzaba los 436 millones de dólares, equivalente a casi la mitad del presupuesto total del municipio, para 2019 la cifra se desplomó (-) 27.1%, situándola ya en tan solo en 318 millones de dólares, cifra que se agrava para lo que va de este 2020, dejándola en solo 138 millones en lo que va del año, dato que se antoja bastante complejo repunte a cifras positivas, que si bien puede explicarse por temas de la pandemia, la realidad es que las acciones locales han brillado por su ausencia agravando la crisis.

La realidad es que en Morelia las cosas no se han hecho bien, la supuesta austeridad y honestidad que prometió el presidente Morón no ha traído resultados positivos, tenemos una ciudad no igualmente manchada de sangre, sino ahora el doble, quitándole la tranquilidad a los morelianos y con condiciones de empleo cada vez más complicadas que por supuesto que repercuten en el nivel de vida los habitantes, en este Contrainforme dejo clara mi postura, urgen acciones y urgen resultados, urge que la tan vitoreada transformación de Morelia sea una transformación para bien y no lo que estamos viviendo, porque hay que decirlo, la supuesta transformación de Morelia solo ha sido para mal.

El año de la gran caída (Por: Rubén Alcántar)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: