DestacadasEditoriales

La disrupción del blockchain, el gran momento Gutenberg

La tecnología blockchain, mejor conocida como la cadena de bloques, es una tecnología que permite interactuar entre los usuarios sin necesidad de intermediarios, garantizando la confidencialidad, autenticidad e integridad de las transacciones

Morelia, Michoacán, 10 de marzo de 2022.- Recordando al gran economista austriaco Joseph A. Schumpeter, quien definió al capitalismo como el proceso de destrucción creativa, donde el proceso de innovación que tiene lugar en una economía de mercado, los nuevos productos destruyen viejas empresas y modelos de negocio, sustituyéndolos por nuevas opciones.

Para Schumpeter, las innovaciones de los emprendedores son la fuerza que hay detrás de un crecimiento económico sostenido a largo plazo, pese a que puedan destruir en el camino el valor de compañías bien establecidas por años. El hecho fundamental del capitalismo es la destrucción creativa, y nadie puede escapar, ni siquiera los gigantes de Sillicon Valley. Es evidente que ese hecho se ha manifestado desde hace muchos años.

La ruptura que hace obsoletos algunos trabajos, lleva ocurriendo por siglos. Recordemos por ejemplo el trabajo de los caballos en el campo, que tras una nueva iniciativa se logra sustituir a los millones de empleos que se tenían.

Esos momentos los han potenciado los inventos de algunos aparatos interesantes como el teléfono, el cual causó una gran disrupción. En otras épocas le llamábamos momentos Gutenberg, en honor al creador de la imprenta de tipos móviles. Gutenberg con su imprenta mejoraba en el proceso de fabricación de libros que tardaban meses o incluso años, con la imprenta se podían fabricar en unos días o en unas cuantas horas.

El proceso de mayor aceleración de actividades de los momentos Gutenberg, realmente lo vivimos cuando se inventa la World Wide Web, la cual dio lugar a los denominados emprendedores punto com, causando la mayor generación de riqueza que hayamos podido constatar en tan poco tiempo, además de las grandes oportunidades que no imaginábamos. Millones de emprendedores haciendo uso del internet.

Pero el ingenio de unos cuantos, les causó mayores beneficios, como al creador de Facebook que está causando la extinción de muchos sectores, podemos citar de igual manera al Youtube, a Instagram, Google, Amazon, entre otros.

Cada día, aumenta el número de personas que se inquietan con el cambio acelerado que está generando la tecnología, como bien lo define el Ingeniero en tecnología de Google Ray, Kurzweil: la Ley de rendimientos acelerados.

Así como los gigantes tecnológicos que se han apalancado con el internet para sostenerse y generar su riqueza, ahora toca el turno a una tecnología que cumple el sueño mutualista de muchos: la gran cadena de bloques o mejor conocida como el Blockchain, quien llega con la promesa de disrumpir a la industria financiera. Justamente como se preocupaban las personas por un avance tecnológico que causaba la muerte de su industria, ahora la preocupación la tiene el sector financiero, pero en especial la banca y diferentes medios de pago que existen.

Traigamos a nuestra mente a los edificios más grandes o destacados que hayamos visto, ¿quiénes son los dueños de esos edificios? Prácticamente las empresas de seguros y servicios financieros.

Para entender este tema debemos de tener en claro ¿Qué hacemos con nuestro dinero?; por supuesto que lo guardamos en su mayoría en los bancos, lo movemos en algunas transacciones, pedimos prestado, entre otras operaciones. También invertimos e intentamos generar más dinero y, finalmente, desde los tiempos en que las conchas de la playa se utilizaban como monedas, pues también cambiamos nuestras monedas por las cosas que queremos.

Gracias a las tecnologías exponenciales estos procesos están en total reinvención. Se están cambiando los dólares y los centavos por los bits y los bytes. Nuestra economía y nuestro estilo de vida no volverán a ser los mismos. Como la mayor parte de nuestro dinero descansa en los bancos, y casi todos manejan tasas o cobros que son abusos por darnos sus servicios. Y no está de más mencionar que también los bancos invierten nuestro dinero, siempre buscan esas oportunidades y obtienen un beneficio muy significativo.

La tecnología blockchain, mejor conocida como la cadena de bloques, es una tecnología que permite interactuar entre los usuarios sin necesidad de intermediarios, garantizando la confidencialidad, autenticidad e integridad de las transacciones.

El éxito de este tipo de tecnologías sin intermediarios ha tenido éxitos en otros sectores, como en plataformas que conectan directamente a los usuarios para hacer negocios como Uber o Airbnb, ellos nos han puesto la muestra de que debemos de dar ese gran salto para eliminar a los intermediarios; aunque sus comisiones son muy altas aún.

En general Blockchain apuesta porque las operaciones se realicen como se hacen con el dinero en efectivo, el cual tiene dos propiedades: la descentralización y el anonimato; de estas propiedades es que surge la propuesta del pionero Satoshi Nakamoto, al proponer una moneda digital con las propiedades del efectivo.

Con la propuesta de Satoshi se empezó a crear la cadena de bloques en el mundo, impulsando la confianza en los equipos de cómputo, a través de los algoritmos criptográficos.

Los bancos han ocupado un lugar especial dentro del ecosistema económico, pero más allá de ello, son nuestra mejor confianza, ya que si queremos mover el dinero para prestarlo, transferirlo o incluso regalarlo, los bancos tienen la opción de entrometerse en el proceso; por ejemplo en un intercambio de acciones, se necesita el vendedor, un comprador, y los bancos que guarden el dinero, la cámara de compensación, en pocas palabras, más o menos una decena de intermediarios.

Blockchain los elimina a todos, salvo al vendedor y al comprador y la tecnología hace el resto. Con Blockchain, el sistema se basa en la confianza de esa gran base de datos distribuida y los intermediarios ya no son necesarios.

En Blockchain vemos maravillados el triunfo de la criptografía, aunque ya varios bancos que se preocupan por adaptarse a las disrupciones externas, están apostando por tecnología blockchain, pero los miles de emprendedores que utilizan blockchain para provocar una disrupción en el sector bancario van ganando terreno.

Tenemos el caso de R3 y Ripple que son originadas en países en vías de desarrollo que están cambiando las empresas del mundo desarrollado. Ambas empresas utilizan Blockchain para reemplazar la famosa red Swift que hasta el momento ha sido el gran protocolo estandarizado que supervisa las transacciones bancarias internacionales.

Esto es de llamar la atención, debido a que el flujo disruptivo no terminará pronto, porque según las predicciones, en la próxima década cuatro mil millones de personas accederán a internet por primera vez y necesitarán un servicio bancario básico, así que la oportunidad es enorme, y lo curioso es que podría darse el caso de que todos nos beneficiemos de la innovación disruptiva, menos los bancos.

En pocas palabras, blockchain está actuando como el sueño de muchos sobre las oportunidades para las minorías. Lo estamos viendo como un gran Robin Hood con el arma de la inteligencia artificial, que por medio de un Smartphone,  se lleva el dinero de los bancos para devolvérselo a los consumidores.

Blockchain es tecnología convergente, porque con la Inteligencia artificial que usan algunas empresas, les es posible reunir a grandes grupos de personas que quieren compartir su información financiera y los posibles riesgos de préstamo, así es como apareció un mercado entre particulares que recibe el nombre de crowlending, Prosper, Funding Circle y LendingTree que están moviendo un mercado de 26.160 millones de dólares en 2015 a 897.850 millones que se prevén para el 2024. 

Los algoritmos de Inteligencia artificial por medio el blockchain, también están cambiando la forma de invertir.

Tradicionalmente sólo los ricos podían gozar de esos bienes, pero  tenemos  a Wealthfront y a Betterment acercando la gestión financiera a las grandes masas.

Hoy en día no es un secreto que las computadoras están detrás del 60% de todas las transacciones bursátiles. Sin humanos en el proceso, las tasas se reducen de forma drástica. Además poco a poco el dejar la cartera en casa será de lo más normal.

Dinamarca dejó de imprimir dinero en el año 2017. La India, también en un intento por generalizar la banca móvil y desmonetizar la economía sumergida del país, retiró el 86 por ciento de su dinero en efectivo. 

Podemos mencionar también a Vietnam que quiere que el 90 por ciento de las tiendas dejen de usar efectivo; y qué decir de Suecia, donde más del 80% de sus transacciones son digitales, pues ya casi alcanza ese objetivo. Está por cumplirse el sueño mutualista de Satoshi Nakamoto.

Aunque Blockchain administra los activos que cumplen con las propiedades de descentralización y anonimato que interesan a la población como lo son las criptomonedas, el efectivo digital que en el año 2011 tras la creación de la criptomoneda Bitcoin que tenía un valor de menos de un dólar o alrededor de unos 2 a 3 pesos mexicanos, pero con la confianza que ha generado esta tecnología, en el año 2021 estuvo arriba de un millón de pesos, lo cual muchos inversionistas que rechazaron la tecnología hace años, hoy buscan meterse flagrantemente y ser criptoinversores.

Blockchain está democratizando el acceso a los servicios fidedignos sin la dependencia de intermediarios.

Tal vez para el 2030 las Organizaciones descentralizadas y Blockchain se habrán implantado en la sociedad de tal modo que se acabarán las organizaciones opacas, corruptas y controladas por unos pocos que por siglos pervivieron.

No olvidemos que a los que le otorgamos la confianza de imprimir y manejar nuestro el dinero, también han sido los causantes también de grandes crisis.

Seamos participantes activos para fortalecer las bases de un nuevo contrato social en la Red con esta prometedora tecnología.

El autor, Javier Ríos Gómez, es Coordinador de la Red nacional de Actividades Juveniles en Ciencia y Tecnología y coordinador del Encuentro de Pandillas Científicas de Michoacán, premio estatal de ciencia 2018, además de ser consultor de varias empresas en innovación disruptiva y transformación exponencial

www.riosgomezjavier.com, riosgomezjavier@gmail.com, www.roboia.org   

Referencias bibliográficas

LANGA, B. (2018). CREACIÓN DE MODELOS DE NEGOCIO DE ÉXITO BASADOS EN BLOCKCHAIN. Printed in de USA: Bert Langa.

Boullosa, N. (2019). BLOKCHAIN, ¿FUEGO PROMETEICO O ACEITE DE SERPIENTE? Madrid: Anaya Multimedia.

Kurzweil, R. (2005). La singularidad está cerca, cuando los humanos trascendamos la biología. Madrid: Loola Books.

Peter H. Diamandis, S. K. (2013). Abundancia El futuro es mejor de lo que piensas. Barcelona: Antoni Bosch Editor.

Peter H. Diamandis, S. K. (2015). BOLD. New York: Simone & Schuster Paperbacks.

Peter H. Diamandis, S. K. (2021). El futuro va más rápido de lo que crees. Barcelona: Planeta, S.A., 2021.

La convergencia de las tecnologías exponenciales y el nuevo perfil del emprendedor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: