DestacadasEditorialesPolítica

Los suspirantes… Morena, sin pies ni cabeza en Michoacán

Priva la desorganización y falta de coordinación en el Morena de Michoacán. Pese a tener importante peso político y poder económico económico, el nuevo partido oficial anda sin pies ni cabeza en el estado

Morelia, Michoacán, 27 de febrero de 2020.- Priva la desorganización y falta de coordinación en el Morena de Michoacán. Pese a tener importante peso político y poder económico económico, el nuevo partido oficial anda sin pies ni cabeza en el estado.

Desde hace tiempo, el dirigente provisional en el estado, Sergio Pimentel Mendoza, ha reconocido que al partido le falta estructura.

Sin embargo, poco o nada se ha hecho para resolver el problema, pues aquella Ruta de la Unidad que se armó el año pasado tenía más bien como objetivo promocionar la imagen del propio Yeyo como aspirante a la dirigencia estatal de manera formal.

Prácticamente desde que arrancó la 74 Legislatura del Congreso del Estado, conformada incluso por algunos que ni militantes son, la bancada morenista se maneja por su cuenta.

Sobre todo, después del albazo que los diputados Fermín Bernabé Bahena y Cristina Portillo Ayala, le dieron a su primer coordinador parlamentario, Alfredo Ramírez Bedolla.

Por su falta de homogeneidad y compromiso, el Morena ha perdido las votaciones más relevantes para ellos en el Congreso del Estado. Ya perdieron a la diputada Wilma Zavala Ramírez, que siendo aún militante no forma parte de la bancada.

Además, han iniciado un proceso de expulsión contra otros 5 diputados: Sandra Luz Valencia, Mayela Salas Saénz, Francisco Cedillo de Jesús, Laura Granados Beltrán y Osiel Equihua Equihua, por no acudir a la sesión en la cual se aprobó el presupuesto de Michoacán para este año.

Y mientras tanto, en el partido Sergio Pimentel sigue como presidente provisional, cargo al cual regresó después de haber renunciado para buscar ser consejero estatal (pues ese era uno de los pasos para buscar la dirigencia formal).

En aquella ocasión, en la después anulada elección de noviembre del año pasado, el ex delegado nacional del Morena en Michoacán había logrado llegar como representante por el Distrito de Puruándiro, donde obviamente nunca ha radicado este oriundo de la capital del país, gracias al apoyo del diputado ex perredista de ADN, Erik Juárez Blanquet.

Ahora a Pimentel Mendoza se le ha descompuesto enormemente el panorama y eso puede explicar en gran medida el por qué de su vacío frecuente.

Seguramente Sergio Pimentel se encuentra inseguro en su puesto y eso se refleja en su desempeño, pues no cuenta con el respaldo de una dirigencia nacional sólida, pues su nombramiento corrió a cargo de Yeidckol Polevnski, quien venía haciendo las veces de encargada de Despacho de la Presidencia Nacional del Morena y está en una franca y descarnada disputa del puesto con Bertha Luján, que a su vez es presidenta del Consejo Nacional del partido.

Además, con la reciente versión acerca de que Erik Juárez dejará el proyecto de la Cuarta Transformación, se desvanecen sus posibilidades de ser electo cuando se reponga el proceso para elegir dirigentes estatales y nacionales.

Por su lo anterior fuera poco, una buena parte del control de las estructuras del partido en el estado lo tiene el grupo “Morenos de Corazón”, encabezado por Julio Pegueros y David Soto Quizaman, mientras que otro grupúsculo está en poder del superdelegado Roberto Pantoja Arzola.          

En tanto, la bancada en el Congreso del Estado se encuentra fraccionada, dominada hasta ahora por el grupo del ex líder magisterial, Juan Pérez Medina, con Teresa López Hernández como coordinadora parlamentaria, mientras que Fermín Bernabé y Cristina Portillo jalan por su lado y Alfredo Ramírez hace lo propio.

Y por si aún tiene usted dudas, los equipos del senador Cristóbal Arias Solís y del presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, se están dando de patadas por debajo de la mesa desde hace mucho tiempo.

Por eso insisto en que el Morena por ahora no tiene pies ni cabeza en Michoacán, y antes de pensar en ganar la gubernatura, las diputaciones federales y locales, así como los ayuntamientos, habrían de ocuparse sus liderazgos de conformar una estructura sólida que les facilite enfrentar elecciones.

Se confían demasiado de su mesías y él no les va a durar para siempre.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… Barragán vs. Frutis, una carrera dispareja

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: