DestacadasEditorialesPolítica

Los suspirantes… Se divide el PRI en Zamora

La ratificación de Rubén Nuño generó la inconformidad de 6 de los 8 liderazgos del tricolor en ese municipio; advierten que no trabajarán con el Comité Municipal impuesto

Morelia, Michoacán, 23 de septiembre de 2020.- Mala señal que el dirigente estatal del PRI, Jesús Hernández Peña, esté enfrentando en estos momentos una grave división en su tierra natal, Zamora.

Aunque escasamente vivió en ese municipio y casi toda la carrera política la ha hecho fuera de Michoacán, no pinta bien la situación en la citada demarcación.

El problema derivó de la ratificación de Rubén Nuño Dávila como dirigente municipal del PRI en Zamora, cuando la mayoría de la mesa política convocada por la delegada Martha Patricia Medina Garibay, demandaba la renovación del Comité Directivo Municipal.

La primera inconformidad fue el hecho de que a ese grupo de trabajo no se convocó al último ex presidente municipal del PRI, José Carlos Lugo Godínez, con el pretexto de que él no tenía tiempo de acudir a esas reuniones, cuando él posteriormente aclaró que ni siquiera había sido invitado.

De acuerdo con el grupo inconforme, encabezado por el ex gerente estatal de Liconsa, Sergio Flores Luna, así como por la ex diputada federal, Rosa Alicia Álvarez Piñones, había consenso en torno a la renovación de la dirigencia estatal.

Sin embargo, en un momento determinado, Martha Patricia Medina parece haber recibido instrucciones para buscar imponer a Rubén Nuño, quien es por cierto el ex candidato del PRI a la alcaldía y sólo tiene el respaldo de 3 de los 8 liderazgos del tricolor en el municipio (incluyendo el suyo).

Ello generó la inconformidad de 5 de los 8 presentes en la mesa política, así como del ausente José Carlos Lugo, por lo cual mediante un oficio del pasado 7 de septiembre exigen la renovación de la dirigencia municipal, así como el cese de la delegada y una audiencia con Jesús Hernández, la cual hasta la fecha no se ha concretado.

Tras la entrada del oficio al Comité Directivo Estatal del PRI, todavía el dirigente estatal invitó vía telefónica a Sara Ivette Gutiérrez Estrada para que se mantuviera como secretaria general de la dirigencia municipal, a lo que ella se negó, en virtud de que el periodo estatutario del mismo se encuentra vencido.

Como consecuencia de lo anterior, liderazgos como Sergio Flores; Rosa Alicia Álvarez; Sara Ivette Gutiérrez; la ex candidata a diputada local, Paulina Licón Díaz; la regidora única, Berenice López Guízar, y el ex alcalde José Carlos Lugo, han determinado abstenerse de participar en las actividades partidistas de la dirigencia municipal, es decir, de aquí a diciembre, que es cuando supuestamente termina la prórroga para Rubén Nuño.

Malas noticias para los priistas de Zamora, pues además de un partido debilitado, ahora éste se encuentra dividido. Se requiere de oficio político de la dirigencia estatal del PRI y voluntad de las partes involucradas para que éste tema sea superado. ¿Será que lo logran?

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… Dos bloques entre panistas de Morelia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: