DestacadasEditoriales

Proyecto Secreto: El México de los spots

Hay un mundo de verdad y uno tejido con mentiras, el mundo de los políticos que viven en su realidad virtual

Morelia, Michoacán, 01 de septiembre de 2020.- ENFRENTANDO LA SITUACIÓN DE DESASTRE GENERALIZADO.

¿En qué grado de descomposición social hemos caído, en qué grado de corrupción que estamos enajenados y no percibimos la sucesión de males que nos están llevando al caos y al desastre?

La clase política vive entre muchos privilegios del primer mundo, está enajenada, muy lejos de la situación de pandemia rampante y del desastre de la producción, la economía, el empleo que se lleva el bienestar y la vida digna y tranquila de los mexicanos.

Cuando construyen una realidad virtual, política, de intereses facciosos, se plantea la cuestión: cuando edifican mentalmente escenarios tan bellos, un México sin problemas reales, con una grandeza admirable, se plantean varias cuestiones.

¿Personas que no han compartido la suerte de los pobres qué es lo que realmente perciben en un mundo desquiciado, en un México cargado de problemas y sufrimientos, ubicado en uno de las condiciones más críticas en la historia mundial y nacional, comparable a los momentos más críticos de la historia mexicana y a las coyunturas más críticas de la historia de la humanidad como la recesión 1932, como las crisis económicas de 1995 o 2009?

Hay un hiatus enorme, una brecha infranqueable entre los privilegiados que viven con sueldos estratosféricos, de $108,000 mensuales y otros del mismo orden. Van volando muy alto y no hacen contacto con la lucha de la gente humilde cada día que viven en la informalidad o con dos o tres salarios mínimos. ¿Por qué Andrés Manuel no vive con un salario mínimo profesional que ya es un privilegio?

Si ignoran la realidad ruda y pesada de los mexicanos, pretenden presentar una vida placentera y fácil, de felicidad como en los cuentos, como en las películas gringas de happy end, de final color de rosa.

Si no asumen la suerte de los humildes, si los desprecian y se sirven de sí por babor ellos en la larga tradición política mexicana, ¿qué es lo que realmente quieren para México?

Como han afirmado políticos en otros tiempos, quieren un colchón de indios y de miserables para pisar y alcanzar sus metas de dinero y placer.

¿Por qué la honestidad valiente de la Transformación única en la historia según MO–NA, no termina con la corrupción de la falsedad y del populismo y se sincera mostrando realmente lo que quieren para ellos y su Movimiento de poder absoluto y control de todo? ¿Por qué no muestran sus verdaderas intenciones de controlar el poder y la riqueza para su Movimiento que finalmente está en el poder?

Una corrupción radical, universal, incisiva, que invade todas las manifestaciones de la vida de México es la simulación y la mentira. La corrupción no es sólo el robo de la riqueza nacional cometido por los gobernantes de sexenios pasados. Esos gobiernos durante su ejercicio son como sepulcros blanqueados, cuando llega la alternancia vomitan la podredumbre que llevan dentro.

LA SABIDURÍA DE CRISTO

La Revelación consignada en la Biblia presenta de manera sólida la dignidad de la persona humana:Los hombres tienen como encomienda ser los señores de la historia y conducir el universo a su desarrollo y plenitud.

Dios establece la grandeza del hombre y su destino grandioso en la historia.

Pronto aparece el mal satánico que busca la desigualdad y la dominación entre las gentes, que introduce la injusticia, la prepotencia. Y las bajas pasiones que destruyen el orden y buscan bienes mezquinos, egoístas.

Pronto aparece la mentira y el engaño y el impulso de las bajas pasiones. Cegados por sus bienes perversos, se oponen a los hermanos y aparecen las competencias malsanas y la lucha de intereses egoístas que acaban con la armonía y la paz universal que sólo existe en las afirmaciones falaces de los que quieren dominar.

Los seguidores de Cristo no podemos vivir agachados y sumisos siguiendo dócilmente a los anarquistas de Satán. Tenemos que estar despiertos con una gran lucidez, conscientes de nuestra dignidad y de nuestra tarea para construir el mundo de paz que Dios quiere para todos. Hay hombres que se sustituyen a Dios y crean la dominación, las luchas fratricidas, el caos y el holocausto.

El universo y la vida de los hombres cuando siguen el orden moral de Dios son un reino admirable donde todas las personas viven en la sencillez, en la tranquilidad y felicidad, en la concordia con sus semejantes, con todos los seres animados. Los bienes alcanzan para todos y los individuos con poco y confiados en la providencia de Dios son felices.

El pueblo de la salvación inaugurado por Cristo es depositario de la ley del amor y de la doctrina para guiar a los hombres en el respeto del orden, el trabajo sabio, y en la verdadera transformación del mundo para una vida sabia, limpia, feliz.

Este orden supera al mundo engañoso y ficticio de los spots del informe de gobierno.

Proyecto Secreto: ¡En defensa de la justicia!

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: