DenunciasDestacadasMorelia

Recula Morón; da marcha atrás a reducción de carriles en Acueducto

Ante las críticas de los morelianos, el presidente municipal reconoce la equivocación que tuvieron y señala que la importante avenida seguirá siendo de tres carriles y no de dos como se proyectaba

Morelia, Michoacán, 23 de septiembre de 2020.- Muchos de los proyectos de los encargados de la «movilidad» en Morelia, se han convertido en molestia para los ciudadanosm como la reducción de carriles que pretendían en la Avenida Acueducto que ante las quejas, obligaron al Presidente Municipal, Raúl Morón Orozco a reconocer la equivocación que tuvieron y señalar que la importante avenida seguirá siendo de tres carriles y no de dos como se proyectaba.

Y es que luego de destrozar un pavimento de más de 40 años para hacer más grande la banqueta desde la calle Niños Héroes hasta la calle Alcázar, generaba un cuello de botella que provocó afectaciones viales y la queja de muchos ciudadanos, lo que a la postre fue reconocido por el edil a pregunta expresa del porqué se detuvo la obra pues ya no se veía personal trabajando.

«(Se detuvo la obra) porque hubo quejas importantes de algunos vecinos de algunos morelianos, estamos viendo como dejamos ese carril en circulación, no lo vamos a invadir, lo vamos a habilitar para que siga circulando la circulación vehicular por ahí (sic) y la intervención será en la parte donde estaban asentados los otros negocios para hacer, junto con los locatarios, tenemos un proyecto que va a darle buena imagen  a esa parte de la ciudad, a la mejor hay ciclovía pero va a haber igual en otro carril circulación para vehículos», precisó Morón Orozco.

Pero los conflictos por la mala planeación de las obras en la capital michoacana comenzaron en el mes de noviembre del año 2019 cuando el Ayuntamiento de Morelia inició la pavimentación de los carriles laterales de la Avenida Madero Poniente pero sin un proyecto definido, lo que ocasionó la molestia de los vecinos de la zona, manifestaciones, bloqueos, el destrozo del pavimento recién colocado en varios tramos por parte de los constructores y finalmente, el despido de la empresa constructora que supuestamente «hizo mal el trabajo».

En diciembre del mismo 2019, una vez más la Secretaría de Movilidad y Espacio Público (Semovep) compró un sinnúmero de topes amarillos que colocó en los carriles de la extrema derecha de ambos sentidos de la Calzada Ventura Puente, pero estos, en pocos minutos dejaron expuestos los tornillos provocando lentitud en la circulación y daños a los autos, lo que ocasionó que tuvieran que ser retirados.

Para el mes de febrero de este 2020, la misma dependencia que debería generar mayor «movilidad» en el municipio, otorgó «su permiso» para que la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Gobierno el Estado (SCOP), hiciera modificaciones a la Avenida Acueducto en su cruce con la Avenida Tata Vasco, obra que también provocó la ira de automovilistas y trabajadores del servicio público por la reducción de carriles lo que obligó a modificar el proyecto que finalmente se llevó a cabo, pero convirtiéndose esa «obra», en un laberinto que aún crea confusión a los conductores.

Después, en las calles aledañas a la Plaza Netzahualcóyotl en la Tenencia de Santa María de Guido, se colocaron baldosas las cuales apenas unos días después de que las arterias se abrieron a la circulación, se hicieron «como acordeón» de lo despegadas que estaban de su base, por lo que tuvieron que retirarlas y gastar más de un millón y medio de pesos más para colocar en su lugar, cemento que pudiera soportar el paso de los autos y camiones pesados que por ahí circulan.

Se compraron además, 551 «maceteros» que costaron más de medio millón de pesos y que fueron colocados  en las esquinas a lo largo de la Avenida Solidaridad, según se dijo, para proteger a los ciclistas que utilizan dicha arteria pero por el contrario, los dejaba más expuestos a accidentes pues los conductores de bicicleta deben librarlos y circular por el carril central y ahora, esos maceteros provocan mayor contaminación al tener los autos detenidos además de lentitud en la circulación pues no se pueden dar vueltas a la derecha de forma contínua ya que para poder dar vuelta, los autos tienen que esperar a que avancen los que van derecho para poder seguir y no chocar con los macetones de 547 mil pesos.

Es decir, no se ha buscado que los ciudadanos acaten mejor una cultura vial de la cual carece un número importante de personas y conductores.

Por ejemplo; a diario se pueden ver algunos  peatones cruzando por enmedio de las calles, muchos ciclistas circulando hasta en sentido contrario, una gran cantidad de motociclistas que  insisten en circular por el carril central y hasta el carril de la extrema izquierda, unidades del servicio público subiendo pasaje en doble fila y, algunos  automovilistas que siguen estacionándose en lugares prohibidos o hasta sobre las banquetas, sin que haya autoridad que ponga orden en materia vial, en la ciudad de Morelia. (CON INFORMACIÓN DE: MOLINERO VIAL MORELIA).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: