DestacadasSucesos

Tres consejos de Laje y Márquez para hacer frente a la ideología de género

¿Cómo combatir la ideología de género sin perder el trabajo o ser expulsado de la escuela? Los politólogos argentinos autores del best seller El Libro Negro de la Nueva Izquierda, responden con importantes consejos

Morelia, Michoacán, 27 de junio de 2019.- ¿Cómo combatir la ideología de género sin perder el trabajo o ser expulsado de la escuela? Los politólogos argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez, autores del best seller El Libro Negro de la Nueva Izquierda, responden con importantes consejos.

  1. Esta lucha (aún) no necesita mártires, pero sí “agallas e inteligencia”.

En diálogo con ACI Prensa, Agustín Laje subrayó que “esta lucha no necesita por ahora mártires, no necesitamos a los kamikazes que vayan y se inmolen contra un objetivo. Lo que necesitamos ahora es gente prudente pero con agallas e inteligencia”.

“Si vos estás en tu universidad, estudiando abogacía, ciencia política, filosofía, antropología, sociología, historia, etnología, etc., sé vivo. ¿Qué significa ser vivo? Sé inteligente, te tenés que recibir. Esa es tu prioridad número uno”.

Laje subrayó que “vas a servir mucho más como antropólogo recibido, como filósofo recibido, como abogado recibido, como politólogo recibido, que como estudiante crónico, el cual se peleó con su profesor y entonces no se pudo recibir nunca más”.

“A esta lucha le vas a hacer mucho mejor como un académico que como un estudiante”, reiteró.

“Ahora, cuando salís al patio, al recreo, a tomarte una cerveza con tus compañeros, hablá y decí lo que vos pensás. A tu profesor no lo vas a convencer. Al revés, tu profesor va a tratar de convencerte. A quien sí podés al menos contagiarles el buen ánimo de dudar es a tus compañeros, y ponerlos en una posición en la cual coloquen en duda aquello que el profesor les baja como dogma”.

En la misma línea, Nicolás Márquez subrayó que “hay que aprovechar todos los espacios de libertad y hay que predicar: hay que predicar en los círculos de influencia, en los círculos de proximidad”.

“Esta es una tarea dentro de la cual tenemos que apoyarnos mutuamente y tomar conciencia de que somos una multitud. Somos mucho más que ellos, lo que pasa es que somos silenciosos por un lado y por otro somos perezosos”, dijo.

Laje indicó que de igual forma no se trata de perder el trabajo, sino que “el compromiso militante demostralo en la calle, en los eventos, en las marchas, en las convocatorias, fuera del horario laboral hablando con tus compañeros de trabajo. Hay muchas cosas que uno puede hacer sin inmolarse”.

  1. Es necesario formarse

Laje señaló que si bien “es bueno ver y reenviar videos que estén buenos”, la Internet “muchas veces nos aleja de la lectura”.

“Un video de internet te aproxima a un tema, te despierta dudas, te genera risas, alivio, broncas, te da información. Pero la formación no la vas a tener con un video de internet”.

“Si tu formación se va a agotar en lo que viste en internet, en un videíto de cinco minutos, no vas a estar realmente formado”, advirtió, y señaló que “siempre insisto en que tenemos que volver a la lectura”.

Sobre quienes argumentan que se aburren leyendo, Laje indicó que “la lectura no está para divertirte. Para divertirte anda a jugar un partido de fútbol con tus amigos, anda al cine, salí a bailar”.

“La lectura es para formarte, y la formación no tiene que ser algo en lo que yo me muera de la risa”, dijo.

  1. Es necesario un “espíritu corporativo”

Márquez por su parte, subrayó la importancia de “tener un espíritu corporativo” entre los que defiendan la vida y la familia.

“Si en el ámbito académico un profesor tiene algún tipo de problema, tiene que haber otros profesores que salgan a solidarizarse con él. Lo mismo en el caso de los médicos. Si un médico se niega a hacer un aborto y lo quieren sancionar, tiene que haber unidades, colegios médicos, etc., que apoyen a ese médico”.

“Tiene que haber médicos católicos, médicos provida, fundaciones, emitir comunicados, solidarizarse”, dijo.

Tenemos que colegiarnos y obrar corporativamente. Entonces uno pierde el miedo y sabe que está respaldado”, dijo.

Márquez también insistió en que “cuando tenemos que hacer una marcha provida, por la familia, de Con Mis Hijos No te Metas, tenemos que dejar cualquier actividad recreativa e ir a la marcha. Tenemos que demostrarle al mundo, a los políticos y a los periodistas que somos una multitud”.

“Cuando el adversario ve que somos una multitud va a empezar a tenernos respeto”, aseguró. (TEXTO ORIGINAL DE: ACI PRENSA).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: