Editoriales

A propósito del Día Mundial de la Salud (Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo)

En la actualidad le vendrían bastante bien a la sociedad y a las instituciones internacionales de salud, el realizar un análisis para conocer el panorama mundial en materia de salud que tenemos

Morelia, Michoacán, 07 de abril de 2021.- Han pasado 72 años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS), decidió establecer la conmemoración del día mundial de la salud con motivo de celebrar la constitución de la OMS y establecer una fecha que permita la concientización sobre los principales problemas de salud pública a los que nos enfrentamos. 

En la actualidad le vendrían bastante bien a la sociedad y a las instituciones internacionales de salud, el realizar un análisis para conocer el panorama mundial en materia de salud que tenemos y cómo desde las diferentes trincheras se puede aportar un gratito de arena para con ello alcanzar el mayor grado de salud y bienestar posible.  

Los esfuerzos realizados por la OMS, la OPS y el UNICEF para construir un mundo más justo y saludable se encuentran reflejados en eventos como: la Conferencia Internacional de  Alma Ata, la Carta de Ottawa o la Declaración del Milenio. 

Todos los eventos anteriormente citados han logrado grandes avances entre ellos encontramos los siguientes:

1.- De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tenemos que desde el año 2000 las vacunas contra el sarampión han evitado casi 15.6 millones de muertes.  

2.- La mortalidad materna ha disminuido en un 37% desde el año 2000 según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

3.- Se ha ampliado la cubertura de los servicios de salud en las zonas que se encontraban geográficamente más marginadas y esto ha permitido disminuir las elevadas tasas de mortalidad y con ello aumentar la esperanza de vida.

4.- La protección social se ha extendió significativamente en todo el mundo.

5.- Existen esquemas de vacunación  a nivel mundial sumamente completos que han permitido controlar las principales enfermedades infecciosas como lo es la tuberculosis, la difteria, la poliomielitis y las enfermedades diarreicas.

6.- Entre 1990 a 2015, la proporción de población mundial  que utilizaba una fuente de agua potable pasó del 76% al 90%, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

7.- Entre el 2000 y el 2016 la esperanza media de vida aumento de 66.5 a 72 años a nivel nacional según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A pesar de los grandes esfuerzos realizados encontramos datos verdaderamente preocupantes que distan mucho de alcanzar un mundo equitativo y saludable. En la actualidad los principales problemas de salud pública son los siguientes:

1.- Con base a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia de la COVID-19 es responsable a nivel mundial de 131 487 572 casos confirmados y de 2 857 702 defunciones. 

2.- La propagación del VIH/SIDA pasó de ser exclusiva en los países en vías de desarrollo a presentarse en los países subdesarrollados y con ello estar presente en todos los continentes del planeta. 

3.- Las enfermedades crónicas degenerativas entre las que se encuentran: la Diabetes Mellitus, la Hipertensión Arterial Sistémica, la Obesidad, el Sobrepeso y los Accidentes cerebrovasculares son las principales causas de muerte a nivel mundial. 

4.- De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de acceso a instalaciones de saneamiento básico de forma segura.

5.- De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Cada día alrededor de 1000 niños mueren debido a enfermedades diarreicas asociadas a la falta de higiene.  

6.- Si bien las esperanza de vida aumentó esto no quiere decir que se goce de una calidad de vida óptima. Desde el comienzo de la edad adulta la mayoría de las personas padecen alguna enfermedad crónica degenerativa que merma su calidad de vida y se convierte en un lastre que desgasta su estado físico, biológico, psicológico, social y espiritual. Y además esa enfermedad representa elevados gastos económicos tanto para la familia, el gobierno y las instituciones de salud tanto públicas como privadas.

Una vez mencionados los datos anteriores habrá que reflexionar cada quien desde su trinchera y preguntarse qué puedo hacer para mejorar mi estado de salud individual, familiar y el de la sociedad. 

En el entendimiento de que la construcción de un estado de salud óptimo no depende solamente del acceso a los servicios de salud sino que como elementos fundamentales tenemos los siguientes: Desarrollo económico, desarrollo social, estabilidad política, paz, medio ambiente saludable, vivienda digna, acceso a una buena alimentación, participación social, justicia social y equidad, por mencionar algunos de los elementos más importantes. Tiene que existir una participación multidisciplinaria entre los diferentes sectores y actores que permita la colaboración conjunta y coordinada para   disminuir las desigualdades existentes y con ello lograr construir el mayor grado de salud y de bienestar posible. 

A 72 años de que se conmemorara el día mundial de la salud los retos suelen ser mayúsculos.

“Campañas electorales en pandemia” (Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: