Editoriales

Dominó económico 2020 (Por: Rubén Alcántar)

Hay que destacar el gran nivel de optimismo por parte del gobierno dentro de este paquete, con respecto al escenario económico, basado en supuestos optimistas de crecimiento económico y de la producción petrolera

Morelia, Michoacán, 12 de septiembre de 2019.- El paquete económico 2020 entregado el pasado domingo, como ya se ha mencionado bastante ha tenido de la virtud de resultar responsable en el hecho de proponer una meta de equilibrio fiscal bastante necesario y mantener un nivel estable de la deuda pública como proporción del PIB.

Sin embargo hay que destacar el gran nivel de optimismo por parte del gobierno dentro de este paquete, con respecto al escenario económico, basado en supuestos optimistas de crecimiento económico y de la producción petrolera.

Las expectativas de crecimiento resultan bastante optimistas en el hecho de que la SHCP estima un aumento de entre el 1.5 y el 2.5%, caso muy alejado del 1.3% que estiman las calificadoras privadas. 

El riesgo de que el crecimiento resultase menor al presupuestado por el gobierno tendría algunas consecuencias como efecto dominó, pues como primer efecto nos llevaría a que no se cumpla con la meta de un aumento en 0.7% en el superávit primario, lo que indudablemente tendría que revertirse con un aumento en el gasto público.

En este entendido de consecuencias como efecto dominó, se integra ahora el gasto, el cual se observa complicado pueda aumentarse en dicho escenario, esto por el evidente problema tributario que afronta la administración pública, es decir, dentro del optimismo se fija la meta de crecimiento en la recaudación de ingresos en un 3.5%, lo cual nos supondría una elasticidad de 1.85% en el crecimiento de la recaudación respecto al crecimiento en el PIB, es decir, por cada punto porcentual que crezca el PIB, la recaudación debiese hacerlo en un 1.85%.

Lo cual nos significa que, de tomar el estimado de crecimiento realista, es decir, el privado, de 1.3% la recaudación crecería tan solo un 2.4% algo distante del 3.7% presupuestado. Es decir una pérdida de 45 mil millones de pesos, que significarían algo así como el 0.2% del PIB.

Dicha pérdida presupuestal esperaría resarcirse por medio del aumento en la producción petrolera, mismo que se vislumbra bastante complicado, por no decir que imposible se logre a las metas esperadas. 

Esto por el hecho de que debería darse un incremento en la producción de un 13%, hecho que contrasta con la caída de esta desde hace 15 años, se podría lograr pero se deberían reactivar algunos mecanismos de la reforma energética tan repudiada por el presidente, que insiste en no permitir la exploración y extracción por medio de privados, estas medidas sin duda representan grandes riesgos.

Por ejemplo, vayamos al escenario contrario al que propone la SHCP y la producción no aumenta para el próximo año, la pérdida representaría nada más 89 mil millones de pesos, lo que nos llevaría a una sobreestimación en los ingresos de 138 mil millones de pesos. Cifra equivalente al 0.5% del PIB.

El paquete resulta en exceso optimista, pues hace un poco de lado la idea de qué comportamiento pudiesen llegar a tener los agentes económicos, en específico los consumidores y los empresarios, si los primeros adquieren más certeza y abandonan la cautela a la hora de adquirir bienes y servicios, el consumo podría crecer más, y con esto los empresarios adquirirían mayor confianza al momento de invertir, sin duda lo más relevante del paquete no está dentro de este, si no las señales que eventualmente podrían comenzar a darse como efecto dominó.

Sin duda como he mencionado ya en distintos espacios el paquete resulta responsable y cumplidor, en el sentido proteccionista de la estabilidad económica, sin embargo esto no lo exenta de que se encuentre plagado de retos y riesgos, lo cual podría tener un efecto claramente negativo en la economía nacional y poco a poco ir haciendo caer a los indicadores cual efecto dominó.

Sin duda es un tema que nos dará para seguir hablando, pero por ahora los únicos esperanzados son los de la SHCP, y digo esperanzados en el hecho de rezar por que se cumplan las metas, no en el hecho de ilusione a alguien.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: