Editoriales

Punto de Encuentro: Houston, tenemos un problema (Por: Marisela López Díaz)

En el último corte nacional, en México se han presentado más de 225 incendios forestales con una afectación de mil 894 hectáreas en 15 estados, entre los que destacan: la Ciudad de México, Puebla, Michoacán, Chiapas, Jalisco y Veracruz, por cierto 4 de estas entidades gobernadas por MORENA

“Houston, tenemos un problema”

Jack Swigert, Apolo 13, 1970 

Morelia, Michoacán, 27 de febrero de 2020.- A inicios de este mes, el Sistema Meteorológico Nacional reportó que este 2020 será el año más caluroso, incluso por arriba del año pasado, esto sin duda impactará especialmente a los recursos forestales del país, por lo que México no es ajeno a la situación que han enfrentado otros países como: Australia, Indonesia y Estados Unidos, porque aunque parecieran lejanos la realidad es que los fenómenos naturales, son como las enfermedades no respetan edad, género, estatus social, menos aún distancia.

En el último corte nacional, en México se han presentado más de 225 incendios forestales con una afectación de mil 894 hectáreas en 15 estados, entre los que destacan: la Ciudad de México, Puebla, Michoacán, Chiapas, Jalisco y Veracruz,  por cierto 4 de estas entidades gobernadas por MORENA y a pesar de este panorama, hasta el momento, el gobierno federal no se ha pronunciado al respecto, se desconoce una estrategia nacional para la prevención y combate contra incendios forestales, sólo conocemos el recorte presupuestal que enfrenta la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y su pronunciamiento de no contar con recursos para atención a los incendios.

Y si a todo lo demás le agregamos las cifras públicas que semanalmente se dan a conocer a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales que catalogan entre las principales causas que provocan los incendios forestales a las “actividades ilícitas”, consideradas estas como: cambio de uso de suelo, rencillas y vandalismo, mientras el resto de la consecuencias se las atribuyen a actividades agrícolas, fogatas, fumadores, entre otros, es sin duda de prender un foco rojo, o como lo dije al inicio “Houston, tenemos un problema”, aunque para los ojos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la problemática sigue invisible, cómo el resto de los pendientes que enfrenta el país.

En Michoacán, afortunadamente, las acciones de prevención y combate se iniciaron a finales del mes de enero y las estrategias se refuerzan semanalmente, la ruta es clara, y no se escatimará ninguna alternativa, por lo que se contratará con equipo aéreo especial para la atención de siniestros en áreas forestales de difícil acceso, se ubicará un helipuerto en un área estratégica que proteja las zonas emblemáticas de Michoacán, como son: la Mariposa Monarca, el cerro de Tancítaro, el cerro de la Cruz, entre otros. 

Adicionalmente se activarán otros cinco centros regionales de monitoreo, se incrementará en el número de combatientes del fuego, se reactivará la policía ambiental, los cuales están recibiendo capacitación especial para la atención al sector forestal, además se realizan acciones de concientización con los diversos sectores sociales, jóvenes, agricultores, silvicultores y sociedad en general sobre el cuidado y protección de nuestros recursos forestales.

Sin embargo, los esfuerzos no serán suficientes, sin el apoyo de la ciudadanía, quienes actualmente han mostrado su preocupación (aunque tardía) por la conservación de nuestros bosques y aunque la ayuda debería estar encabezada por el primer mandatario de este país, su inacción esperemos no traiga consecuencias fatales para nuestros recursos forestales o nuevamente siga culpando a los gobiernos pasados y a quienes no comulgan con su forma de gobernar.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: