Inhumano, trato a niños y niñas migrantes en frontera con EU: Silvano

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
"Somos vecinos, aliados, socios, y además de compartir una frontera tenemos una creciente población binacional que no puede soslayarse ni ocultarse", enfatizó el titular del Ejecutivo del Estado

“Somos vecinos, aliados, socios, y además de compartir una frontera tenemos una creciente población binacional que no puede soslayarse ni ocultarse”, enfatizó el titular del Ejecutivo del Estado

Urge el mandatario michoacano a impulsar una reforma a las leyes migratorias de EU, acorde a la realidad actual y que protejan los derechos humanos

Morelia, Michoacán, 19 de junio de 2018.- Como estado binacional que somos, en el Gobierno de Michoacán reprobamos las condiciones de encierro y de separación que están padeciendo niños y niñas migrantes como parte de las medidas del gobierno estadounidense en la frontera con México.

Así lo expresó el Gobernador Constitucional Silvano Aureoles Conejo, quien afirmó que a través de las Casas Michoacán en Estados Unidos y la Secretaría del Migrante del Estado, se brindará todo el apoyo a las y los migrantes que lo requieran, con orientación y asesoría legal, entre otras medidas.

“Ningún michoacano o michoacana quedará desprotegida, pues es inhumano lo que están viviendo las familias en la frontera con Estados Unidos; no hay ninguna excusa para separar de esa manera tan cruel a los niños y niñas de su padre o madre”, señaló el mandatario michoacano.

Aureoles Conejo destacó la urgencia de impulsar una reforma a las leyes migratorias en Estados Unidos, acorde a la realidad actual a través de marcos jurídicos que fortalezcan los lazos familiares y el respeto a los derechos humanos.

“Somos vecinos, aliados, socios, y además de compartir una frontera tenemos una creciente población binacional que no puede soslayarse ni ocultarse”, enfatizó el titular del Ejecutivo del Estado.

El Gobernador michoacano señaló que son alrededor de 2 mil niñas y niños que, junto a sus padres y madres, han vivido la angustia de no saber qué pasará con ellos y ellas mientras pasan sus días en espacios enrejados.

“La política migratoria de Estados Unidos es de ‘cero tolerancia’, pero se está convirtiendo en ‘cero humanidad’, por eso demos como pueblo michoacano y mexicano todo el apoyo a nuestros hermanos y hermanas migrantes. Convirtamos la indignación, el dolor y la frustración en solidaridad; que sepan que no están solos ni solas”, sostuvo.