Por cada víctima de la violencia, hay 30 afectados: A.C. Uno en Voluntad

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Por ahora la asociación está apoyando a los familiares del municipio de Uruapan y pretenden hacer lo mismo en Zamora igual que en Apatzingán que son lugares que cuentan con un alto índice de violencia

Por ahora la asociación está apoyando a los familiares del municipio de Uruapan y pretenden hacer lo mismo en Zamora igual que en Apatzingán que son lugares que cuentan con un alto índice de violencia

Carmen Orejel, Presidenta de la asociación civil, explicó que la intervención que ellos hacen, es ir de la mano con las familias que han perdido a algún familiar pues no es lo mismo haber perdido a un ser querido que sufría una enfermedad tal vez incurable, que un homicidio o desaparición lo cual es un duelo completamente diferente

Morelia, Michoacán, 16 de noviembre de 2018.- La Asociación Civil “Uno en Voluntad” creada hace dos años, destacó que por cada personas fallecida víctima de la violencia hay 30 personas directamente afectadas, por lo que dicho organismo apoya de la mano a las familias que están en duelo por la muerte acumulando hasta el momento 400 familias que han sido atendidas.

Carmen Orejel, Presidenta de la asociación civil, explicó que la intervención que ellos hacen, es ir de la mano con las familias que han perdido a algún familiar pues no es lo mismo haber perdido a un ser querido que sufría una enfermedad tal vez incurable, que un homicidio o desaparición lo cual es un duelo completamente diferente.

Por ahora la asociación está apoyando a los familiares del municipio de Uruapan y pretenden hacer lo mismo en Zamora igual que en Apatzingán que son lugares que cuentan con un alto índice de violencia.

El principal objetivo de la asociación es decirle a los familiares de víctimas de la violencia que no están solos, que se pueden hacer acompañar de las personas que integran el organismo pues deben saber que el duelo, aunque es duro, va a pasar y se va a ayudar a quien esté sufriendo la pérdida de un ser querido, “dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), que por cada muerte violenta se ven afectadas al menos treinta personas cercanas a la víctima”.

Carmen Orejel detalló que los talleres no tienen costo y que en la asociación que representa hay tanatólogos, psicólogos, trabajadores sociales y especialistas en desarrollo humano que pueden ayudar a quien lo necesite, por lo que consideró que desde este espacio, “podemos rescatarnos pues al final todos somos seres humanos”.

Dijo que trabajan en conjunto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos para aportar con ellos a que se abran algunos espacios en los diferentes municipios con el fin de vincular a la sociedad con las instituciones ya que, “debemos dejar de ver que los derechos humanos son solo para los criminales, mejor hay que pensar que los derechos humanos son para todas las personas”.

Por último, estableció que del lado de las víctimas indirectas como son llamados los familiares de las personas violentadas, “se vive desde el resentimiento y con la sensación de vengarse de los culpables de la muerte o desaparición del ser querido y eso es justamente lo que nosotros queremos disminuir, que la espiral de violencia se termine, a pesar de lo doloroso que pueda ser la pérdida de una persona, la violencia no la podemos parar con más violencia, la debemos de parar, pero con un mensaje positivo”.