La seguridad debe darse en los hechos: Eloísa Berber

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La legisladora por el distrito de Lázaro Cárdenas dijo que los ciudadanos no quieren ni merecen una sociedad con más personas despojadas de sus vehículos, ni más autos quemados o vialidades obstruidas por la delincuencia

La legisladora por el distrito de Lázaro Cárdenas dijo que los ciudadanos no quieren ni merecen una sociedad con más personas despojadas de sus vehículos, ni más autos quemados o vialidades obstruidas por la delincuencia

“Ya basta señor Gobernador de que la seguridad sea objeto solo de discursos y no de hechos, los michoacanos no queremos que se diga que es un estado seguro, los michoacanos queremos y necesitamos urgentemente sentirnos y estar seguros”, afirmó la diputada del PRI

Morelia, Michoacán, 23 de marzo de 2018.- “Ya basta señor Gobernador de que la seguridad sea objeto solo de discursos y no de hechos, los michoacanos no queremos que se diga que es un estado seguro, los michoacanos queremos y necesitamos urgentemente sentirnos y estar seguros”, afirmó la diputada Eloísa Berber Zermeño, quien exigió al jefe del Ejecutivo acciones y resultados en materia de seguridad para evitar regresar a los tiempos de mayor crisis en el estado.

La legisladora por el distrito de Lázaro Cárdenas dijo que los ciudadanos no quieren ni merecen una sociedad con más personas despojadas de sus vehículos, ni más autos quemados o vialidades obstruidas por la delincuencia.

“No queremos terrorismo en Michoacán”, afirmó la congresista, integrante del Grupo Parlamentario del PRI, quien refirió que quienes viajan por las vías de comunicación del estado en cualquier momento pueden ser víctimas por la falta de seguridad, ante la ausencia de garantías que debe de proveer el gobierno del Estado.

Por lo anterior, Berber Zermeño presentó un posicionamiento para “para exigirle al titular del Poder Ejecutivo del Estado que atienda de forma inmediata el tema de la seguridad, ante los hechos violentos que se presentan en el Estado, esto de acuerdo con sus atribuciones y facultades”.

La inseguridad, dijo, conlleva a un deterioro en el estado de derecho y contribuye a desalentar el desarrollo productivo de la entidad; por ende, dentro de sus efectos se encuentra la disminución del potencial de crecimiento y desarrollo económico, lesionando el patrimonio y la integridad física de los ciudadanos.

“Mientras la delincuencia, la violencia y otros factores alcanzan niveles nunca antes vistos, el asunto de la seguridad pública ha pasado a ser un problema de seguridad interior, lo que implica la acción enérgica, pero sobre todo apoyada por políticas públicas de prevención y restauración del tejido social, la ciudadanía exige resultados”, añadió.

Tras recordar que corresponde al Poder Ejecutivo ser el garante de la seguridad de sus gobernados, Berber Zermeño concluyó que la recuperación de ésta implica la mejora de normas, órganos, procedimientos, mecanismos de participación que den un cauce realmente a la coordinación de todas las instancias competentes en este tema.