DestacadasPolítica

Propone El Barzón a Cuauhtémoc Cárdenas como líder nacional del PRD

Para Ramírez Cuellar, la dirigencia nacional y los legisladores federales del PRD confundieron el Pacto por México con un “gobierno de coalición” y se equivocaron al callar muchas críticas
Para Ramírez Cuellar, la dirigencia nacional y los legisladores federales del PRD confundieron el Pacto por México con un “gobierno de coalición” y se equivocaron al callar muchas críticas

En Morelia, el dirigente nacional de la organización, Alfonso Ramírez Cuellar, señaló que si el ex candidato presidencial aceptara competir no sólo ganaría la elección interna, sino que podría emprender las acciones que el sol azteca necesita, pues no tendría compromisos con las corrientes

Morelia, Michoacán, 04 de enero de 2014.- Si el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano aceptara contender por la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en una elección interna contra Carlos Navarrete, de la corriente Nueva Izquierda mejor conocida como los chuchos, y tal vez también contra Marcelo Ebrad, en caso de que el ex jefe capitalino no declinara a favor del ingeniero, Cárdenas no sólo ganaría la elección, sino que con toda la legitimidad, podría emprender las acciones que el sol azteca necesita para retornar a sus orígenes, sin verse atado a compromisos con las corrientes que mantienen una visión distinta sobre la conducción del partido.

Esta es la idea con la que fundadores del PRD como Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y Alfonso Ramírez Cuellar, buscan dar el primer paso hacia la refundación del PRD, explicó el dirigente nacional del Barzón, Alfonso Ramírez Cuellar, durante una reunión sostenida con integrantes de ésta agrupación en Michoacán.

“El PRD necesita otro liderazgo, por eso nuestra apuesta principal está dirigida a que el ingeniero Cárdenas sea el próximo dirigente del partido; sería garantía de una recomposición interna mucho más saludable y más democrática en la vida del partido a través de la discusión y el debate, que incluso provocaría romper con muchos cacicazgos”, apuntó.

Según el diagnóstico del ex diputado federal y líder del movimiento nacional contra los abusos de la banca mexicana, en muchos estados, el PRD se comporta como un partido comparsa del gobierno en turno sin representar ninguna oposición, lo que ha hecho perder al sol azteca la credibilidad de gran parte de sus simpatizantes e incluso militantes.

“La ciudadanía ve al actual PRD como cómplice de políticas contrarias al interés de las poblaciones y aunque en el Congreso de la Unión hay más reflectores que vigilan el actuar de los legisladores perredistas, existe muy poca crítica a lo que el gobierno federal está haciendo”, añadió.

El Pacto por México, por ejemplo, que en su opinión se hace y deshace todos los días, comprendió una serie de reformas que hicieron pensar equivocadamente a la bancada perredista que la firma del pacto implicaba una especie de coalición de gobierno, guardando silencio en puntos nodales del proceso de discusión de varias de las reformas, que advertían claras diferencias entre el carácter antidemocrático y antipopular del PRI y los postulados del PRD.

“El error no fue haber participado en el Pacto por México, el error fue haberse callado muchísimas críticas que desde un principio debimos hacerle al PRI; hubo un empalagamiento de los líderes que renunciaron a la crítica sobre muchas cosas que debieron señalarse frente a la incapacidad del gobierno, sobre todo en materia económica y de crecimiento en la generación de empleos”, enfatizó Ramírez Cuellar.

Esta confusión de los dirigentes perredistas tanto en el partido a nivel nacional como en el Congreso de la Unión, que convirtió al PRD en cómplice del gobierno federal, advirtió el barzonista, dificultan hoy la lucha que busca emprender el PRD en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos.

Bajo éste diagnóstico, el dirigente nacional del Barzón reiteró que el regreso de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a la dirigencia nacional del PRD, sería lo más benéfico para la izquierda mexicana, en virtud de que hoy por hoy, no existe un político de oposición que combine la lucidez y madurez que el ingeniero Cárdenas garantiza, ante la crisis de identidad por la que atraviesa el perredismo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: